Un mes después de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de París en el cauce del río Sena, los Juegos Paralímpicos también saldrán del estadio para lanzarse al corazón de la capital francesa, con la plaza de la Concordia y los Campos Elíseos como escenarios.

El Comité Organizador de los Juegos Paralímpicos ha decidido que por vez primera se desarrolle esta ceremonia de inauguración fuera del estadio olímpico y que permitirá a cierto número de espectadores presenciarla de forma gratuita.

Si el 26 de julio, para dar el banderazo de salida a los Juegos Olímpicos, las delegaciones desfilarán en barcos por el Sena hasta llegar a la explanada del Trocadero, frente a la torre Eiffel, el 28 de agosto los 4.400 atletas paralímpicos y sus 2.500 acompañantes, procedentes de 184 delegaciones, lo harán por los Campos Elíseos, hasta presentarse en la plaza de la Concordia, donde se improvisará un estadio efímero con capacidad para 35.000 espectadores.

«Será un espectáculo inolvidable, un instante de fiesta y de ensueño», aseguró la alcaldesa Anne Hidalgo, convencida de que «unir deporte y cultura» permitirá «enviar un mensaje universal de solidaridad, dignidad e igualdad».

París 2024 considera que «no se podía hacer menos» para los Juegos Paralímpicos respecto a los Olímpicos y por eso han querido «mantener el espíritu de ruptura» con la tradición de este tipo de ceremonias «manteniendo el mismo nivel de ambición».

Cuatro escenarios situados en la histórica plaza permitirán que se desarrollen los espectáculos artísticos que acompañan el desfile de las delegaciones.

Para ello, se utilizarán parte de las instalaciones que durante los Juegos Olímpicos habrán servido para albergar las disciplinas de los llamados «deportes urbanos», el BMX, el breaking, el skateboard y el baloncesto 3×3, que se desarrollarán en la plaza de la Concordia.

La capital servirá también de escenario a pruebas paralímpicas, con deportes que se desarrollarán frente a monumentos históricos de la ciudad, al igual que los Olímpicos.

El Gran Palais albergará el esgrima y el taekwondo; los Campos de Marte el judo y el rugby; la explanada de los Inválidos el tiro con arco y bajo la torre Eiffel se jugará al fútbol para ciegos, mientras que en el palacio de Versalles habrá equitación y el tenis tendrá lugar en Roland Garros.

Un «festival de la inclusión», para el presidente del Comité Internacional Paralímpico, Andrew Parsons, que considera que la ceremonia de inauguración «será un evento único que quedará marcado en la memoria».

Si los asistentes a la plaza de la Concordia deberán pagar su entrada, otros 30.000 espectadores podrán seguirlo de forma gratuita en la conocida avenida, que se sumarán a los 300 millones de auditores que se espera que lo vean a través de la televisión.

La organización parisiense cuenta así con otorgar a los Paralímpicos «toda la fuerza simbólica» de la ciudad, para dar un impulso a estos Juegos que esperan que cada vez se acerquen más al nivel de notoriedad de los Olímpicos.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: