La Asociación Kellys Unión de Baleares alza su voz en defensa de las camas elevables en hoteles: ¿Lucha legítima o motivación política?

0

En un escenario que mezcla las demandas laborales con la política y los cambios gubernamentales, la Asociación Kellys Union de Baleares ha irrumpido en la escena mediática con su firme posición en relación a la implementación de las camas elevables en los hoteles de la Comunidad de Baleares. Bajo el lema «Si no se cumple la ley turística con las camas elevables, nos vamos a movilizar», las camareras de piso, conocidas como «las Kellys», están enviando un mensaje claro y contundente al Gobierno de la Comunidad.

Asociación Kellys Union de Baleares

A pesar de su enérgico mensaje en defensa de las camas elevables en los hoteles de Baleares, la Asociación Kellys Union de Baleares enfrenta una realidad interna más pequeña de lo que sus declaraciones podrían sugerir. Actualmente, la asociación cuenta únicamente con tres miembros en su junta directiva y cuatro socias fundadoras, sin contar con ninguna asociada adicional. Esta estructura limitada plantea preguntas sobre la capacidad de la asociación para llevar a cabo movilizaciones de gran envergadura.

Hace unos días, la noticia salió a la luz a través del Diario de Mallorca, enfatizando el papel de Sara del Mar García como líder de las Kellys en Baleares. Sin embargo, es importante aclarar que su posición se limita a ser la presidenta de la Asociación Kellys Unión Baleares. En el pasado, hubo una asociación en Menorca, que lamentablemente desapareció debido a la falta de apoyo. Además, en Ibiza, actualmente existe otra asociación, aunque su influencia y alcance no son significativos. Estos contextos resaltan la dinámica cambiante de las asociaciones Kellys en la región y la diversidad en sus niveles de impacto.

Capacidad de movilizar

Con tan pocos miembros en su núcleo, surge la interrogante sobre el alcance real de las movilizaciones que la asociación podría llevar a cabo. La capacidad de movilizar a un gran número de personas parece ser un desafío para una entidad con recursos limitados. Además, se ha observado que la presidenta actual, la Sra. García, ostenta un cargo en el sindicato UGT de Calviá, lo que podría influir en sus prioridades y enfoque.

La controversia se centra en la inclusión de una cláusula en la nueva norma turística que establece la obligatoriedad de instalar camas elevables en los hoteles. Para las asociación, esta medida no es solo una cuestión de comodidad para los huéspedes, sino una cuestión de salud y bienestar laboral para ellas mismas. Aseguran que las camas elevables reducirían significativamente la carga física que conlleva su trabajo diario, previniendo lesiones y desgaste a largo plazo.

Sara del Mar García

La presidenta de la Asociación Kellys Union de Baleares, Sara del Mar García. Su conexión política ha sido objeto de críticas y especulaciones. Recordando también que tiene un cargo sindical en la UGT de Calviá y su participación en eventos del Partido Socialista en las pasadas elecciones de la Comunidad, así como en las nacionales. Anteriormente con Podemos, donde sus modelos, eran Irene Montero y Yolanda Díaz. Se le ha visto en numerosas ocasiones, en un conocido bar de Son Ferrer, donde hubo cenas con Francina Armengol, Iago Neguruela y destacados lideres del partido socialista de Calviá, en estos años pasados cuando tenían los cargos políticos, esto da que pensar.

Conexiones políticas y sindicales

Los críticos argumentan que estas conexiones políticas y sindicales podrían estar influenciando la movilización en este momento particular, coincidiendo con el cambio de gobierno. Durante los ochos años anteriores de los socialistas-comunistas-independentistas, nunca la Sra. García y su pequeña asociación, amenazo a estos, todo lo contrario, posando en fotos, cenas, comidas y un largo etc…

Por otro lado, los hoteleros han expresado su preocupación por la imposición de esta medida. Consideran que la decisión debería ser tomada en consulta con la industria y basarse en un entendimiento mutuo de las implicaciones económicas y logísticas. Para ellos, la imposición de regulaciones podría tener un impacto negativo en el funcionamiento y la competitividad de los hoteles.

En medio de este conflicto, la pregunta central surge: ¿están las Kellys luchando legítimamente por condiciones laborales mejoradas o podría haber una agenda política detrás de su movilización? A medida que el debate continúa, las voces a favor de ambas perspectivas siguen. Mientras las Kellys se preparan para la posible movilización, el Gobierno de Baleares enfrenta una decisión crucial en la que debe equilibrar las demandas laborales con las realidades empresariales de la industria turística. El resultado de esta lucha podría tener implicaciones significativas tanto para los trabajadores como para los empresarios en la región.

Amenazas que parecen provenir de su círculo cercano

En varios artículos, hemos informado sobre los acontecimientos relacionados con la Asociación Kellys Unión Baleares. En respuesta, la presidenta de la asociación, Sara del Mar García, ha optado por responder con insultos directos y ha difundido estos comentarios en grupos de redes sociales. Esto ha llevado a una incitación al odio hacia mi persona, además de faltar al respeto a mi honor. Incluso, se ha llegado a un nivel más grave, con amenazas que parecen provenir de su círculo cercano. Todo esto ha ocurrido simplemente por publicaciones manteniendo posturas que aparentemente difieren de las de la asociación.

Recordando que en su momento que estuve al inicio de este movimiento, apoyando sus reivindicaciones, pero cuando se vuelven partidistas o sindicalistas, hace un flaco favor a las compañeras que día a día se desloman, simplemente por que una persona tiene aspiraciones personales, que esta muy bien, siempre y cuando no se utilice de manera sistemática a las camareras de piso, para un beneficio propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.