El “Dimecres bo” y el “Dijous bo” se imponen a Palma.

Con la llegada de noviembre, llega una de las ferias más queridas y aclamadas de toda Mallorca; todos la conocéis y es nada más y nada menos que el “Dijous bo”, el 17 para ser exactos.

Este día es muy especial para todos los inqueros porque reúne no solo el mercado típico de la semana sino también las tres ferias que se realizan los tres fines de semana anteriores que serían “Fira de la Terra”,Fira de l’Oci i l’Esport” y finalmente Fira Medieval”.

Esta feria remonta sus inicios en pleno siglo XVI, donde la gran mayoría de la pagesía se reuniría en el “centro” de la isla cuya importancia era más económica que lúdica; aunque eso cambiaría con el paso de los siglos hasta llegar al día de hoy. Donde la feria no solo une a una gran cantidad de comercios, sino a un sinfín de visitantes que buscan pasar el día de forma diferente a lo habitual.

En cambio, para todos aquellos que prefieren evitar las aglomeraciones siempre pueden visitar la feria un día antes, en el denominado “Dimecres bo. Cierto es que no están la mayoría de puestos montados, pero encontrarás otro atractivo mucho más positivo; la muchedumbre no te empujará por todos lados y podrás ir a tu paso tranquilamente.

Y os preguntaréis, ¿tanta gente viene a celebrar este día? ¿No es cada año igual? Y yo os respondo encantada que más de 200.000 personas se paseaban por las calles de la ciudad remontando así las fechas anteriores al Covid. Por ejemplo, a ti que a lo mejor te gusta el “pa amb sobrassada” ¿no lo comerías día sí y día también?

Pero no, no siempre se repiten las mismas actividades; el ayuntamiento tenía preparado diferentes celebraciones en estos dos días tan especiales para la ciudad, y no es para menos; durante 24 horas, Inca pasa a ser la capital de la isla de Mallorca desbancando a Palma.

Y no, no me he olvidado de los más fiesteros, es por vosotros que la sección de festividades fue creada.

Año tras año, y más ahora, después del COVID-19 en la víspera del “Dijous bo” los bares, locales y pubs han abierto sus puertas toda la noche con barras en las calles para disfrutar de la gran fiesta que se avecinó. Centrándose principalmente todo el jolgorio en las calles cercanas al mercado municipal de Inca, en el paseo del Born.

Y me preguntaréis los que nunca habéis asistido a esta festividad, ¿qué podíais esperaros? ¿qué podíais encontrar? Como he mencionado antes, estoy aquí para resolver todas vuestras dudas para que apuntéis en la agenda este plan vuestro próximo año.

El miércoles 16 desde media mañana podríais haber encontrado en la Plaça del Bestiar una exposición de ganadería donde hubierais dado con un sinfín de animales de granja; cerdos, ovejas, cabras… Típicos de nuestro archipiélago. Creo que es una visita obligada para las familias año tras año, la oportunidad crear lazos entre los más pequeños y los animales es algo digno de ver.

Para los más atrevidos, amantes del aceite y el motor en el polígono industrial de Inca había una exposición de vehículos, camiones y maquinaria pesada a partir de media tarde.

Y finalmente, para los más tradicionales, la exposición de maquinaria y el mercado agrícola se encontró abierto en la Gran Vía y en la Calle Mayor durante todo el día.

Nos veremos el año que viene por las calles de Inca, hasta la próxima


Recordad fiesteros, que es el miércoles que se sale de noche, nunca el jueves; y principalmente se empieza con un tardeo.

Por otro lado, el jueves 17; al mediodía hubo una actuación de caballos donde nos mostraron cómo se lleva a cabo el proceso de domarlos, cómo se realizan los saltos, el paseo a manos de una amazona y finalmente la doma típica menorquina; todo esto en la Plaça de la Font Vella.

A media mañana en el Teatro Principal de Inca se realizaron unas visitas guiadas para los que estén más interesados en el ocio cultural.

Y como el día anterior, también se llevó a cabo la exposición de animales y el mercado agrícola.

Como podéis observar, estuvo todo el día cubierto y no os hubierais aburrido en lo absoluto. El año que viene tenéis planes de sobra para saliros de la rutina y consentiros un poco. Pensad que siempre hay puestos de comida y caer en la tentación es propio de las fechas que se van aproximando.

Acerca del autor de la publicación

Àngels Borras

COLABORADORA

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.