Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad (Séneca)

2

Real sentencia la de uno de los más dignos representantes del estoicismo nacido en España en los albores de los primeros años del calendario romano y que fue, a su vez, uno de los más significados filósofos y políticos del Imperio Romano. Es por ello que se manifiesta intolerable ante los diferentes desatinos que se producían en el comportamiento humano y de manera especial el político.

Sería bueno que mandamases, corifeos y palanganeros de la época medieval quedaran para siempre encerrados en el baúl de la historia y no hagan por revivir en este siglo XXI aquello que con tanto acierto planteó Lucio Anneo. Él también fue Senador durante los gobiernos de Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón, luego sus sentencias en clave política eran refrendadas en sus conceptos filosóficos.

Ahora, lo que dijo el hispano hace más o menos 2.000 años, toma especial relevancia cuando el grotesco gesto del señor Sánchez Pérez-Castejón se dirige a los ciudadanos de esta piel de toro e Islas adyacentes a través de un escrito para ser leído por locutores de radio y televisión además de reproducciones en prensa escrita emitida y publicada. ¿Y porqué no lo dijo de viva voz desde el castillo monclovita? Y mire que no será por falta de asesores que le bailan el canto de unos cisnes poco prolíficos y muy viejos.

Y algunos de sus ministros salieron en tromba con la lección bien aprendida según mandaron los cánones de esa fábrica de putrefactos mensajes. Pero eso, señor Sánchez ya no cuela en el mayor cuento de los mortales que hemos jurado unos y aceptado otros nuestra Carta Magna de 1978.

Ahora resulta que los que han orquestado una campaña para atacar a ese desprestigiado presidente son el Partido Popular y Vox y los periodistas que no viven cada día del alfalfa que les dan desde la calle Ferraz en Madrid. ¡Qué cosas! Y yo que creía que todo este lio de que a lo mejor me voy pero lo más seguro es que me quede, venía a cuento de unas supuestas actividades comerciales de Doña Begoña Gómez, y que tampoco me cuesta mucho creer que la dama no milita en ninguno de los dos partidos políticos a los que este desmantelado cerebral acusa sin aportar razón alguna.

Miren que estoy con el Presidente de la Generalitat de Catalunya y hasta me alineo en su expresión de que yo también amo mucho a mi mujer, y estoy bien seguro que muchos hombres de esta España nuestra felizmente casados también lo podrían en bien dicho, pero que no pasamos de hacerlo patente como dogma de fe a todos los ciudadanos plasmado en un lacrimógeno escrito
propio de un relato de los Amantes de Teruel.

Y todo esto lo ha montado este señor para tapar sus vergüenzas. El desastre de los comicios en Madrid, Andalucía, Galicia, Baleares y otras comunidades autónomas más el no ganar las generales y lo que llega en Catalunya y las europeas es lo que tiene juzgar antes de poner en
marcha a la ventiladora oficial convertida en primera vicepresidenta y de un portavoz en el Congreso de los “Disputados” que está pidiendo a gritos su relevo para devolver a la ciudadanía el verdadero valor de un PSOE venido a menos.

El juez Juan Carlos Peinado es quien ha tramitado la denuncia interpuesta por la organización Manos Limpias abriendo diligencias contra la señora Begoña Gómez por una supuesta comisión de delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios, y cuando un juez abre diligencias lo hace después de que por la documentación sobre la que se basa Manos Limpias entiende que hay indicios que se deben investigar. Y nada más Sr. Sánchez Pérez-Castejón. Así de sencillo como que diga formalmente si esas acusaciones tienen o nos fundamento, hecho que usted nunca ha explicado. Y sí que el señor Feijóo le dijo que no citaría a declarar en el Senado a la señora Gómez, salvo que usted no diera las oportunas explicaciones sobre el caso que fue dado a conocer públicamente a través de diferentes medios de comunicación.

Usted Sr. Sánchez Pérez-Castejón es el que ha metido en este lio a su esposa, que por cierto no la debe amar tanto si ha sido quien la puesto a los pies de los caballos porque lo que era un simple trato de comunicación, con su carta le ha dado la naturaleza mundial de la noticia tratada con expresiones poco elegantes.

Usted está intentando dividir a los españoles, como ya lo ha hecho con los catalanes, pero eso no va a pasar, porque los militantes del PSOE lo son a mucha honra y no del Partido Socialista, Obsoleto y Esperpéntico y mucho menos de su inventor. Usted quiere enterrar el espíritu de Suresnes, pero no lo va a conseguir.

Usted quiere que su lloros den lástima entre la militancia y le aclamen sin esperar nada a cambio, y tampoco lo va a conseguir. Hasta la madre de Boabdil le dejó dicho a su hijo cuando abandonó Granada: “Llora como mujer, lo que no supiste conservar como hombre”. ¿Y ahora qué?, porque lo de dimitir ni lo piensen, como mucho tiene la tabla de salvación de someterse a una cuestión de confianza en el pleno del Congreso de los Diputados, y eso es una forma muy velada de que siga en la presidencia, porque con sus apoyos frankestein tiene garantizado que la cuestión saldrá a su favor y dirá que el pueblo se lo ha pedido, y nada más lejos de esa realidad. Prepare nuevos
comicios para mayo de 2025 y veremos si el pueblo le apoya, porque son tantas las barbaridades que ha cometido durante su mandato que ni la mayoría de los suyos le van a votar.

Señor Sánchez Pérez-Castejón, debería recordar otra sentencia de Aristóteles: “El castigo de un embustero es no ser creído, aún cuando diga la verdad”.

Y créame que lo que sí me intranquiliza es que NO DIMITA.

2 pensamientos sobre “Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad (Séneca)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.