A la deriva en el silencio Nebulossa: Un viaje hacia la indiferencia en Eurovisión 2024

1

En una noche de sorpresas y giros inesperados, Nebulossa, el dúo compuesto por María Bas y Mark Dasousa, se alzó con la victoria en la final del Benidorm Fest 2024 con su controvertida canción «Zorra». Aunque no figuraban como las favoritas, lograron conquistar al público y obtener la mayor puntuación en el televoto, asegurándose un boleto directo para representar a España en el Festival de Eurovisión 2024 en Malmö, Suecia.

La actuación de Nebulossa en el Palacio de los Deportes de Benidorm dejó entrever que esta sería una canción difícil de olvidar, pero no necesariamente por las razones correctas. A pesar de la efusiva reacción de la audiencia local, cabe cuestionarse si la elección de «Zorra» es representativa de la calidad artística que debería caracterizar a un participante en Eurovisión.

Nebulossa, formado en Alicante en 2018, ya había intentado ingresar al prestigioso concurso en 2022, con el tema «Glam» en «Una voce per San Marino». Aunque se quedaron cerca de la final, el destino ha querido darles una segunda oportunidad, poniendo en duda la imprevisibilidad y la consistencia del proceso de selección.

María Bas, de 55 años, y Mark Dasousa, de 47, peluqueros de Ondara, han logrado convertirse en la representación española para Eurovisión 2024. Sin embargo, la realidad de Nebulossa como dúo musical no es tan idílica como podría parecer. Su carrera ha estado marcada por intentos infructuosos y, hasta ahora, no han logrado destacarse de manera significativa en el competitivo mundo de la música.

En palabras de Mark Dasousa: «Llevamos 20 años como pareja, somos marido y mujer, tenemos dos hijos y una perra». Esta descripción de su vida personal, aunque íntima, no garantiza el éxito en un escenario tan exigente como el de Eurovisión.

La canción «Zorra» de Nebulossa, con su pretendida provocación y supuesta reivindicación, parece más un intento desesperado de destacar en un panorama musical saturado que un genuino esfuerzo artístico. La elección de una palabra tan controvertida como título plantea serias dudas sobre la autenticidad de la propuesta y sus motivaciones.

En un mercado musical ya abrumado por la superficialidad y la búsqueda desenfrenada de notoriedad, Nebulossa parece recurrir a la táctica de generar controversia para obtener atención. La elección de un término cargado de connotaciones negativas como «Zorra» sugiere una carencia de creatividad genuina y una dependencia de estrategias llamativas para compensar la falta de profundidad en su propuesta artística.

La provocación podría interpretarse como un intento desesperado de sobresalir en medio de la monotonía musical, pero más allá de la polémica superficial, queda la incertidumbre sobre si Nebulossa tiene algo valioso que ofrecer en términos de arte o simplemente busca un atajo hacia la fama efímera.

La elección de una palabra tan ofensiva como título podría alienar a parte del público, poniendo en riesgo cualquier posibilidad de conexión significativa con su audiencia. En lugar de reivindicar la palabra, la canción podría contribuir a reforzar estereotipos negativos, perdiendo la oportunidad de hacer una declaración impactante y enriquecedora.

En última instancia, la estrategia de Nebulossa plantea la preocupante posibilidad de que el contenido artístico y la autenticidad se vean sacrificados en aras de la atención instantánea. El futuro de «Zorra» podría estar marcado por la indiferencia del público y una recepción crítica que refleje la falta de substancia detrás de la provocación.

En medio de la oscuridad que envuelve a Nebulossa, la esperanza de representar a España en Eurovisión 2024 se desvanece como una estrella agonizante. El panorama es sombrío y la expectación es más bien un presagio de desilusión. La delegación española se embarca en esta aventura con la carga de una posible cosecha de votos igual a cero, sumiendo al país en una vergonzosa derrota.

Nebulossa, se enfrenta a un abismo sin fin en el prestigioso concurso europeo. La elección de representante ha sido cuestionada desde el principio, y la falta de apoyo y entusiasmo nacional refleja la indiferencia generalizada hacia esta participación.

Las expectativas son tan bajas que el mero hecho de obtener algún punto parece una quimera inalcanzable. La canción, con su letra melancólica y su melodía sombría, parece destinada a naufragar en el olvido eurovisivo. Incluso los más optimistas no pueden evitar preguntarse si Nebulossa está destinada a ser recordada como la actuación que marcó el punto más bajo en la historia de la participación española en Eurovisión.

Mientras otras naciones se preparan para brillar en el escenario con actuaciones memorables, Nebulossa se enfrenta a la posibilidad de convertirse en una nota al pie de la historia del Eurovisión, una actuación que será recordada más por su falta de impacto que por cualquier mérito artístico.

En este oscuro rincón del universo musical, la representación de España en Eurovisión 2024 se presenta como un naufragio anunciado, dejando a Nebulossa a la deriva en un mar de indiferencia y desdén eurovisivo.

1 pensamiento sobre “A la deriva en el silencio Nebulossa: Un viaje hacia la indiferencia en Eurovisión 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.