Solitario entre mil diablos

la copa vacía

cigarro consumido

como apoyo la barra del bar.

Mil pensamientos

ninguno que el amor comparta

sucios, oscuros, egoísmo

trajeado con doble cara.

Mil voces con su griterío

rompiendo la cabeza

infinitos pedazos

la noche es incierta.

Huele a alcohol

pareciendo una destilería

dulce veneno

entre flores marchitas.

Bajo el sombrero

una gran tormenta

rayos y truenos

en un mar de penas.

De alegrías manco

rezuma la cizaña entre las cejas

mirada en modo oscuro

las cuencas de los ojos vacías.

Vacías como su cerebro

oscuros los vientos que soplan

la luz desapareció de su lado

el color del cuervo reina.

Toni Oliver

Acerca del autor de la publicación

Toni Oliver Servera

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.