Vox Palma exige una investigación profunda sobre los tres despidos sindicales en Emaya

1

En una reciente declaración, Vox ha instado al Partido Popular (PP) a que inicie una exhaustiva investigación sobre los despidos sindicales ejecutados por la anterior dirección del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en la empresa municipal de aguas, limpieza y alcantarillado (Emaya) del Ayuntamiento de Palma. Los ceses afectaron a la cúpula del sindicato USTE, el de mayor representatividad en la compañía.

Emaya violó el derecho fundamental a la libertad sindical

Vox toma la iniciativa después de que el Juzgado de lo Social número cinco dictaminó que Emaya violó el derecho fundamental a la libertad sindical. En consecuencia, el tribunal ordena a Emaya, entre otras medidas, la readmisión del presidente del sindicato USTE, quien fue despedido hace un año.

El concejal Fulgencio Coll, número uno de Vox en el Ayuntamiento de Palma, ha presentado una moción para el próximo pleno del 21 de diciembre. En dicha moción, Vox exige al gobierno municipal investigar las acciones llevadas a cabo por Emaya con respecto al sindicato USTE.

Readmitir a los tres sindicalistas

En segundo lugar, Vox insta a la dirección actual, encabezada por el concejal del PP Llorenç Bauzá, a readmitir a los tres sindicalistas, en vista de la primera sentencia favorable a uno de ellos. Además, pide que se mantenga la presunción de inocencia en las dos causas aún en trámite, pendientes de sentencia.

Vox ha recordado que durante la pasada legislatura presentó varias iniciativas para denunciar las acciones de Emaya contra este sindicato independiente. Incluso llegó a pedir la reprobación del ex concejal socialista de Medio Ambiente, Ramón Perpinyà, y la destitución del anterior gerente.

«Es necesario proteger a los sindicatos independientes y evitar actuaciones similares a las sufridas por los policías locales y funcionarios», indica el edil Coll. En su propuesta, Vox señala que en junio de 2022, la dirección de Recursos Humanos envió al sindicato USTE el borrador de un reglamento interno que regulaba las relaciones entre el equipo directivo y la empresa.

El sindicato comunicó que este reglamento debía plantearse en el marco de la negociación colectiva y ser aprobado en asamblea de trabajadores, no firmando el acuerdo. La normativa establecía que los directores, mediante un proceso de estabilización interno, pasaran a ser jefes de departamento de carácter fijo, no pudiendo ser despedidos durante un año en caso de ser cesados de sus cargos directivos.

La dirección del sindicato considera que la negativa a validar el reglamento del equipo directivo llevó a la dirección de recursos humanos de Emaya a abrir expedientes de despido de tres miembros del sindicato USTE.

Vox también ha recordado que otros sindicalistas de USTE sufrieron presuntas amenazas y coacciones, estuvieron de baja laboral durante seis meses y se les prohibió el acceso a las instalaciones de la empresa, así como el ejercicio de funciones sindicales y asistir a reuniones de comisiones negociadoras.

Sin respetar el derecho de los sindicalistas

Todo esto, según Vox, se hizo sin respetar el derecho de los sindicalistas, ya que en procesos judiciales de despido en trámite, la empresa no puede impedir su participación en procesos electorales, negociaciones colectivas y otras cuestiones importantes hasta que no haya sentencia firme.

Vox busca justicia y el respeto a la libertad sindical en la empresa municipal Emaya, solicitando una investigación minuciosa y la rectificación de los despidos sindicales ejecutados por la anterior dirección del PSOE.

Acerca del autor de la publicación

EL CIUDADANO HABLA

1 pensamiento sobre “Vox Palma exige una investigación profunda sobre los tres despidos sindicales en Emaya

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.