UNICEF: “Entendemos la presión de emergencias como la de Ucrania, pero no podemos darle la espalda a los niños y niñas en el Cuerno de África” 

0

Declaración de la directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell.

«Me reúno hoy con ustedes desde el Hospital de Gode, en la Región Somalí de Etiopía, donde he podido ver la devastación de la sequía.

Ganado que se muere… cosechas destruidas… comunidades desplazadas en busca de agua y comida… y muchos niños y niñas sufriendo.

La peor emergencia provocada por el clima en 40 años ha afectado a al menos 10 millones de niños y niñas en todo el Cuerno de África, y la situación se está deteriorando rápidamente, especialmente para los niños que sufren desnutrición aguda.

En Etiopía, Kenia y Somalia, más de 1,7 millones de niños y niñas necesitan tratamiento urgente por desnutrición aguda grave.

Si sigue sin llover durante las próximas semanas, esta cifra se elevará a dos millones.

El número de personas sin acceso fiable a agua limpia y segura casi se ha duplicado: de 5,6 millones a 10,5 millones en solo tres meses.

El espectro de la hambruna pende una vez más sobre esta subregión.

Está claro que los niños y niñas, especialmente los más pequeños, corren el mayor peligro.

De las emergencias anteriores por sequías hemos aprendido la dolorosa lección de que la mortalidad infantil se dispara cuando los altos niveles de desnutrición se unen a los brotes de enfermedades y la escasez de agua.

Con la actual sequía y el aumento de la amenaza del cólera y el sarampión, los niños y niñas aquí se enfrentan en estos momentos a dicha combinación exacta de riesgos mortales.

A menos que podamos identificarlos y tratarlos, muchos niños y niñas con desnutrición aguda grave morirán.

Estamos presenciando una crisis al borde de una catástrofe.

Pero una acción inmediata y colectiva puede evitar el peor desenlace.

Lo vimos en 2017, cuando la comunidad humanitaria se unió para prevenir la hambruna, trabajando junto a los gobiernos nacionales, las ONG y las comunidades locales, con el generoso apoyo de los donantes internacionales; una acción que podría salvar cientos de miles de vidas.
Tenemos que hacerlo de nuevo ahora.

UNICEF y sus aliados necesitan urgentemente 250 millones de dólares (235 millones de euros) para cubrir las necesidades críticas en Somalia, Etiopía, Kenia, así como en Eritrea y Yibuti, hasta finales de año.

También estamos trabajando con la comunidad humanitaria en general para priorizar las necesidades más urgentes y evitar la hambruna. El llamamiento total de fondos que hace la ONU por la sequía en Etiopía es de 545 millones de dólares (512 millones de euros).

Para salvar las vidas y el futuro de los niños y niñas, nuestra respuesta debe ser multisectorial, yendo más allá de la seguridad alimentaria e incluyendo servicios y apoyo en materia de agua, saneamiento e higiene; nutrición, salud, protección y educación.

Este apoyo debe ir acompañado de inversiones en programas de desarrollo de resiliencia y adaptación climática para preparar a las comunidades para hacer frente a un clima cambiante.

La crisis aquí en el Cuerno de África no está en los titulares, pero eso no significa que las amenazas para los niños y sus familias sean menos graves.

Entendemos la presión de diferentes emergencias, incluida la crisis de Ucrania, pero no podemos dar la espalda a los niños y niñas en el Cuerno de África.

No es demasiado tarde para actuar y prevenir una catástrofe. Pero necesitamos los medios para hacerlo. Y la ventana se está cerrando mientras hablamos».

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.