GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES

Periodico de Baleares

El Gobierno de las Islas Baleares, a través del Servicio de Salud, ha iniciado las obras de ampliación del Hospital de Manacor, que contemplan un nuevo edificio de uso ambulatorio y un nuevo bloque quirúrgico y obstétrico. Se trata de un paso más en el proyecto del Plan Director del Hospital, que cambiará la fisonomía del centro: una vez finalizadas las obras, el centro hospitalario pasará a tener 53.445 m2, más del doble de la superficie actual (24.531 m2 ). El proyecto cuenta con un presupuesto de 59 millones de euros y un plazo de ejecución de cuatro años.

Al acto asistieron la presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Francina Armengol; la consejera de Salud, Patricia Gómez; la directora del Área de Coordinación Administrativa del Servicio de Salud, Mar Rosselló; el subdirector de Atención Hospitalaria y Salud Mental, Francesc Albertí, y el subdirector de Infraestructuras y Servicios Generales, Yago Gómez.

Durante el acto, la presidenta Francina Armengol ha definido el hospital como «el sueño de tantos y tantos ciudadanos que lo lucharon hace 25 años» y un centro «que traslada y transpira humanidad desde los servicios sanitarios». También ha asegurado que, con las obras de ampliación, se tendrá «un nuevo hospital» porque «se dobla la superficie, pero también servicios y atención sanitaria».

La presidenta del Gobierno ha reivindicado «el compromiso y la voluntad» para hacer posible las obras de ampliación, que, ha recordado, se han tramitado durante la pandemia: «pese a tener la urgencia de la pandemia sanitaria el Govern no ha dejado de trabajar en lo que es importante y en pensar en el presente y futuro de las personas», ha dicho.

Las obras, incluidas en el Plan Director del centro, beneficiarán a una población de 150.000 personas y prevén las tres grandes obras siguientes, de cerca de 40.000 m2:

  • La construcción de un nuevo edificio, en forma de letra L y conectada con el actual Hospital, que será principalmente de uso ambulatorio.
  • La construcción de un edificio industrial, que se convertirá en una central de instalaciones y servicios generales.
  • Una gran reforma interior del actual edificio y la construcción de una nueva planta en la que se ubicará el bloque quirúrgico y obstétrico.

Las acciones se llevarán a cabo simultáneamente: se realizarán reformas a medida que se vayan liberando espacios. El proyecto se desarrollará de la siguiente forma:

  • Nuevo edificio en forma de letra L (21.273 m2): es un edificio de nueva planta en forma de letra L, principalmente de uso ambulatorio, con dos sótanos (para aparcamiento), planta baja y tres plantas.

Dado que la mayoría de los pacientes son externos y no necesitan acceder a los servicios internos del Hospital, se plantea un edificio independiente, que evitará la circulación innecesaria de personas por su interior. Sin embargo, debido a que sí que hay una parte de los pacientes que no son ambulatorios, se plantea la forma de letra L para facilitar la conexión con áreas internas del Hospital.

El edificio dispondrá de un aparcamiento subterráneo con 280 plazas (planta -1 y

-2), dos servicios de uso ambulatorio, hemodiálisis y rehabilitación (planta baja), consultas externas y gabinetes de exploración (primera y segunda planta) y hospital de día médico oncológico (tercera planta, que tendrá una conexión directa con el hospital actual).

  • Edificio industrial para servicios generales (2.765 m2): se construye una nave que contendrá las centrales de las instalaciones, mantenimiento y servicios generales.

Es un edificio de tipo industrial, casi todo de nueva planta, en el que se instalan todos los equipos para adecuarlos a las normativas vigentes y aumentar la capacidad para dar servicio a las nuevas áreas. La cocina se ubicará en la planta baja. Asimismo, se renovarán y actualizarán los equipos.

  • Construcción de la nueva planta quirúrgica y reforma interior de espacios del edificio actual (14.226 m2: 4.586 de ampliación y 9.640 de reforma): consiste principalmente en la reforma interior del actual Hospital y también en la construcción de una nueva planta en la que se ampliará el bloque quirúrgico y obstétrico.

Ésta es la intervención más compleja desde el punto de vista técnico, ya que debe hacerse procurando interferir lo menos posible en la actividad del centro hospitalario.

En la planta primera se remodelará integralmente el bloque quirúrgico y obstétrico. Se transformará en cuatro salas de operaciones de cirugía mayor ambulatoria (CMA). Así, se dejarán las de la planta tercera para cirugía programada.

Junto al blog de CMA se pondrán boxes, el área de reanimación y vestuarios de pacientes y áreas de recepción. Se amplía también el bloque obstétrico y se ubica con buena conexión con el bloque quirúrgico.

En la tercera planta -de nueva construcción- se construirá un nuevo bloque quirúrgico: dispondrá de siete salas de operaciones, una unidad de reanimación (REA), catorce camas y una unidad de cuidados intensivos (UCI) con doce boxes.

Primera fase del plan director: resonancia magnética y reforma del Servicio de Urgencias

Cabe recordar que en marzo de 2019 empezó a funcionar el equipo de resonancia magnética del Hospital de Manacor, en un recinto de 177 m2 de superficie en la zona ubicada junto al Servicio de Radiología. El Hospital adquirió un aparato de resonancia magnética con tecnología de fibra óptica de última generación, y de mayor versatilidad clínica para diagnosticar enfermedades de gran prevalencia. Hasta ese momento, el Hospital de Manacor debía derivar a todos los pacientes a otros centros hospitalarios. Esta actuación ha contado con un presupuesto de 1,3 millones de euros.

En mayo del mismo año entró en funcionamiento el nuevo Servicio de Urgencias del Hospital de Manacor, consistente en la adaptación del centro sanitario a las nuevas necesidades asistenciales de la población y de los profesionales. Dispone de dos plantas de 500 m2 de superficie cada una. En la planta principal se encuentra una nueva área de observación, con dieciséis boxes y un área diferenciada para la atención pediátrica, con dos boxes de observación y seis espacios para diferentes tratamientos. En la planta sótano existen varias dependencias no asistenciales: sala de reuniones, despachos, vestuarios y el taller de electromedicina. Esta actuación ha contado con un presupuesto de 2,5 millones de euros.

El objetivo del plan director es convertir al Hospital de Manacor en un centro que se ajuste a los planteamientos hospitalarios actuales. Es importante destacar que el Sector Sanitario de Levante ha tenido un crecimiento desde la apertura del Hospital -en 1997- de más de 30.000 habitantes. Ahora atiende a un total de 150.000 tarjetas sanitarias. Esto hace necesario reformar y adaptar el centro a las actuales circulaciones y tecnologías.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: