Recuperem Palma pide que la ciudad vuelva a ser motivo de orgullo para los palmesanos

0

Recuperem Palma, la Plataforma creada por asociaciones, vecinos y empresarios de la capital balear pide al Ayuntamiento de Palma que la ciudad vuelva a recuperar el esplendor de hace unos años y que los palmesanos podamos volver a sentir ese orgullo de pertenecer a la que en su día fue la mejor ciudad del mundo para vivir. Para ello, desde Recuperem Palma piden al alcalde que ponga todos sus esfuerzos en adecentar las calles. Palma nunca ha estado tan sucia, tan abandonada, tan llena de grafitis, tan dejada a su suerte. Quieren una ciudad acorde a lo que somos, una de las principales capitales turísticas del mundo.

Desde esta Plataforma insisten nuevamente en ello, y a partir de ahora dicen que serán incisivos, porque les da vergüenza que los turistas se paseen por los barrios y vean el estado en el que se encuentran.

Les cuesta creer que al equipo de gobierno le guste cómo está la ciudad. Además del abandono, hay muchas calles levantadas por obras, otras peatonales y comerciales, con accesos reducidos por esas obras que bien podrían haberse realizado en invierno, cuando hay menor flujo de gente en la calle, o incluso durante los meses de pandemia cuando el turismo era inexistente. Pero ahora, cuando la economía tiene que resurgir, ponen trabas por la incomodidad que supone tener el centro levantado.

Por poner un ejemplo, la Plaza Mayor sería la clara evidencia de lo que es Palma en este momento, un espacio dejado a su suerte desde la pasada legislatura. Desde 2019 que se anunció el “cierre temporal” de las galerías no se ha hecho nada por recuperar este centro, está abandonado y no hay una previsión de apertura a pesar de que se han presentado diferentes proyectos de reforma.

También se quejan de la cantidad de vehículos abandonados. Es como si diera igual la imagen de las calles, como si no importara dar una imagen negativa.

¿Quién va a volver a Palma si se lleva una impresión tan mala?

Insisten en la importancia de abrir las puertas de “casa” a todos los visitantes porque de ellos depende en gran parte la riqueza de los vecinos. Y, por supuesto, porque cualquier palmesano se siente hoy avergonzado de cómo está la ciudad.

Además de todo ello, siguen manteniendo sus reivindicaciones respecto a la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Han pasado ya varios meses y siguen sin tener respuesta a las alegaciones que presentaron. Recuerdan que la aprobación del PGOU, en los términos actuales, es contrario al comercio de proximidad, tanto del centro como del las barriadas. Lo que hace este plan es apostar claramente por el comercio de la periferia y de los grandes centros comerciales.

Insisten también en el PMUS, que sigue apostando por la inaccesibilidad al centro de la ciudad sin tener previsto nuevos aparcamientos que permitan estacionar para acceder de manera peatonal a dicho centro.

Desde esta Plataforma han estudiado los criterios de jurisprudencia presentados en la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Cataluña, porque se podrían extrapolar perfectamente a nuestra ciudad, y se evidencia que en el tema de las zonas de bajas emisiones (ZBE) se podría reclamar al ayuntamiento un cambio de modelo ya que no existe ningún estudio que confirme que Palma tiene mala calidad de aire. Nada justifica la restricción de acceso al centro de Palma porque el consistorio basa su decisión en catalogar Palma como zona de bajas emisiones y, a día de hoy, con los accesos abiertos al tráfico, la ciudad ya es zona de baja emisión.

Tratar de dirigir la actividad económica, restauración, comercial etcétera, a la periferia lo único que va a conllevar es a la desertización del centro, a que este centro se abandone todavía más y a sumar un problema añadido porque en esa periferia hay actualmente peor calidad del aire porque soporta mucho más tráfico que las calles de Ciudad.

Tampoco apoyan la idea de las súper manzanas, o guetos vecinales, que prevé el PGOU. Están estudiando la jurisprudencia planteada en otras ciudades para decidir hasta dónde podemos llegar.

Llevan meses callados, porque le dieron su voto de confianza al alcalde después de la última reunión, pero pasan los meses y siguen igual por lo que la paciencia se termina. Llevan desde diciembre del año pasado esperando una respuesta que no llega por lo que creen que es momento de empezar a pensar en nuevas acciones porque su objetivo es recuperar Palma como ciudad bonita, elegante, limpia y cuidada.

Quieren sentise orgullosos de ser palmesanos y trabajarán en esa dirección.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.