Para ser un neurocirujano, en la sanidad balear, es preciso saber catalán y da más más puntos un nivel C de esa lengua en trozo de papel que un sobresaliente en anatomía…

En cambio, para ser político, sabrá o no sabrá, pero siempre cobrará.

“No nos consta” es la respuesta al preguntar por el nivel de catalán de nuestros cargos políticos, pues resulta, que se justifican diciendo que no hay ninguna ley que lo exija, pero se equivocan, hay una ley moral, ética que clama equidad con el resto de ciudadanos castigados ha tener, no sólo que hablarlo, sino, a demás, a estar minititulados.

Mencionar que también no aparecen en sus currículos personales, en muchos de ellos, su posible nivel de titulín de catalanoparlante.

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: