Las palabras que pretenden ofender, son como hojas caídas y enterradas en el tiempo bajo toneladas de miedos, dudas y caprichos, solo nos excusamos cuando es apercibido el ridículo de nuestros pensamientos, así, lo llamamos ‘mal entendido’, lo transformamos en una disculpa, para hacernos creer que tenemos el control, pero la verdad, no escapa del origen más simple…

Somos el producto de unas leyes físicas, que establecieron que somos átomos organizados por una información programada en una cadena molecular de ADN, nacida de un azar sin sentido para el alcance de su producto final, entre otras cosas, nuestro cerebro… desembocando, al igual que los demás procesos químicos que fluyen en nuestro organismo, en reacciones físicas y psicológicas a estímulos…

La unidad mínima funcional considerada ‘viva’ es la célula… y una célula está hecha de máquinas poli-moleculares activadas bioelectricamente…

Lo triste, es que hay robots biológicos que se matan entre ellos por sus creencias e ideas.

Quien hace la guerra, en cualquier aspecto de la convivencia, no piensa, simplemente reacciona, perdiendo el control del bien o el mal de sus acciones.

Ante ello, puestos a elegir, elijo hacer el bien sin importarme tu credo, quimeras y argumentos, no sea cosa que alimente el fuego de la ira irracional.

Acerca del autor de la publicación

Toni Bauzá

Director Contenidos y Audiovisual | Agente de Prensa | Mallorca

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.