10 de diciembre de 2023

Medellín y Antioquia propinan estruendosa derrota al Presidente Petro en Colombia

0

“Mientras resista Antioquia, los colombianos no nos vamos a hundir”.

Preguntarse por la naturaleza de la felicidad equivale a cuestionar el sentido y el fin de la existencia. La felicidad es una búsqueda a lo largo de la vida de cada persona, pero en el caso de los antioqueños y la gente de Medellín, solo necesitaron cuatro años de un pésimo gobierno local de izquierda para que la gente entendiera que la infelicidad no era el abandono del deseo de seguir viviendo con miras a un mejor futuro.

Recordemos que más que una meta, la felicidad es un estado de ánimo, el anhelo de una vida plena a la que están acostumbrados los paísas desde hace ya varios años sin dejar de reconocer que también se enfrentaron a momentos diversos como aquellos cuando la ciudad se convertía en una de las capitales mas violentas del mundo por culpa de narcotráfico.

La tacita de Plata

Pero con la llegada de un gobierno de izquierda a la alcaldía de Medellín con un inexperto político llamado Daniel Quintero como alcalde, quien había nacido en un barrio popular de la capital antioqueña, y reconocido admirador de Gustavo Petro, se empieza a descomponer la felicidad de los habitantes de Medellín que en solo cuatro años ven como “La tacita de Plata”, tal como era llamada su ciudad, se convertía en un centro de basuras por todos lados, vieron como las zonas verdes y el buen estado de las calles, sufrían cada vez un grave deterioro que atentaba contra la imagen de la ciudad.

Pero esto era solo lo superficial, porque los escándalos de corrupción y múltiples denuncias además del sometimiento a los empleados de la administración local, cada vez eran más notorios, lo cual lo llevó a ser sancionado por varios meses por parte de la procuraduría general de la nación.

El débil líder de izquierda o tigre de papel en la alcaldía de Medellín con su risita burlona y su grupo de asesores y miembros de gabinete, nunca pensaron que estaban tejiendo su propia red para que el ciudadano de bien “echao pa¨lante” como dicen en esta bella tierra, que en pocos meses vieran la
oportunidad de un desquite con su alcalde y de una vez contra el presidente ex guerrillero colombiano Gustavo Petro, quien derrotó en las elecciones presidenciales del año 2022, al antecesor de Daniel Quintero en la alcaldía de Medellín, Federico Gutiérrez.

Ese triunfo de Petro, que le permitió llegar a la presidencia de Colombia, envalentonó mucho más a Daniel Quintero como alcalde de la segunda ciudad en importancia en Colombia y la más apreciada del país desde el exterior.

Pero el periodo actual de los alcaldes colombianos termina el 31 de diciembre de 2023.

Para tal efecto este 29 de octubre se llevaron a cabo las elecciones para elegir: 32 gobernadores, 1.102 alcaldes, 12.072 concejales, 418 diputados y 6.885 ediles.

Y los antioqueños de bien, los de centro derecha, los amantes del progreso, tuvieron 14 candidatos para la alcaldía de Medellín y otros tantos para la gobernación de Antioquia para escoger a los sucesores de estos mandatarios.

El alcalde de Medellín renunció al cargo el pasado 01 de octubre de 2023 para hacerle campaña a uno de los familiares mas cercanos de su esposa llamado Juan Carlos Upegui quien se desempeñó como funcionario de su administración y con el fin de tener un sucesor en el cargo que le permitiera seguir con el control de la ciudad y su nefasta administración municipal.

Ellos nunca quisieron entender el descontento de la ciudad con su pésimo trabajo que había hecho crecer el pesimismo y la rabia de empresarios, empleados, habitantes del común y en general en la comunidad.

Esa población desesperada logró que el ex alcalde de la ciudad y el excandidato presidencial derrotado por Petro para la presidencia de la república, Federico Gutiérrez se lanzará como opción para volver a ser alcalde de Medellín.

Las elecciones de este 29 de octubre dejaron una estrepitosa derrota para Quintero y su pupilo Juan Carlos Upegui a manos de Fico Gutiérrez con unos resultados del mas de 80 por ciento de preferencia de los electores frente a un escaso 10 por ciento del candidato del saliente alcalde Quintero.

Gran derrota para la izquierda del Quinterismo y el Petrismo

Estos resultados electorales también son considerados por los analistas políticos como una gran derrota para la izquierda del Quinterismo y el Petrismo que no solo sufrieron un golpe contundente en Medellín, sino en la Gobernación de Antioquia donde el partido “centro Democrático” comandado por el ex presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez recuperaba esa administración departamental siendo una de las grandes del país.

Gran récord tanto en Medellín como en gobernación de Antioquia

Los resultados además dejan un gran récord tanto en Medellín como en la gobernación de Antioquia donde los ganadores, Federico Gutiérrez y Andrés Julián Rendón, establecieron récords de votantes en las elecciones para alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia en menos de 14 años de esta figura política en el país.

Adicionalmente el concejo municipal de Medellín y la asamblea departamental de Antioquia, quedaron con mayorías de los movimientos “Creemos” liderados por el alcalde electo de la ciudad y del “Centro democrático” que lidera a nivel nacional el expresidente, Álvaro Uribe Vélez.

No se puede negar que el objeto de esta nota es reflejar y determinar en qué consiste ser feliz como lo son nuevamente hoy los paisas por la derrota propinada a la izquierda de Daniel Quintero y muy especialmente a la de Gustavo Petro que también perdió su dominio en las otras principales ciudades
colombianas como Bogotá, Barranquilla y Cali:

La lección que se extrae de las enseñanzas dejada por los electores hoy en Colombia, es que la felicidad, en efecto, es el mayor bien, pero un bien que exige esfuerzo, paciencia, perseverancia y tiempo.

La gente acudió masivamente a votar

La búsqueda de la felicidad no contiene recetas para lograr la plenitud, pero sí abundantes razones para no sucumbir al desánimo de una existencia que es paradójica, contingente y limitada, pero también rica y esperanzada y eso fue lo que vivimos en Medellín y Antioquia donde la gente acudió masivamente a votar para buscar la felicidad que ha caracterizado a los colombianos a nivel mundial y de paso demostrar a Gustavo Petro que como dijo el célebre colombiano Eduardo Caballero Calderón: “Mientras resista Antioquia, los colombianos no nos vamos a hundir”.

Los nuevos mandatarios, concejales municipales y diputados departamentales elegidos, tomaran posesión del cargo el próximo 1 de enero de 2024 hasta el 31 de diciembre de 2027.

Como era de esperarse, mientras en todo el país se habla de la derrota al Petrismo, el exguerrillero Gustavo Petro no reconoce su revés en estos comicios que le hicieron perder el control político en las principales ciudades del país.

Acerca del autor de la publicación

Dario Rada Sierra

Periodista | Colombia

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
%d