28 de junio de 2022

GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES

Periodico de Baleares

La consejera de Cultura, Educación y Patrimonio del Consell Insular de Eivissa, Sara Ramón, ha visitado hoy la restauración del molino de Ca n’Espanyol que se ha podido llevar a cabo gracias a la línea de ayudas económicas para el mantenimiento y la recuperación de los bienes inmuebles de patrimonio histórico en el ámbito territorial de la isla de Eivissa, impulsadas por su departamento, y que están permitiendo a la institución colaborar en la realización de obras de conservación, recuperación y/o mantenimiento de bienes inmuebles integrantes del patrimonio histórico y cultural de la isla de Eivissa, tanto de entidades locales como de propiedades privadas.

La recuperación del molino de Ca n’Espanyol se ha ejecutado en dos fases: la primera fue la fabricación de todos los elementos de madera y metálicos, y de la arboladura exterior del molino, que son la rueda, la cola y el mecedora, de las que se encargó Josep Antoni Clapés, carpintero. La segunda fase del molino fue la restauración y montaje de las piezas del molino. Como ha explicado la consellera Ramón, el Consell Insular de Eivissa, concedió una ayuda por un importe de 41.320,09 euros, de los 68.885 euros que supuso su recuperación. “Estamos muy contentos de que los propietarios hagan uso de esta línea de ayudas para mantener el patrimonio de nuestra isla. Sabemos que hay muchos elementos patrimoniales en fincas particulares que necesitan de este mantenimiento y por eso hacemos un llamamiento a los propietarios para que soliciten estas ayudas que, para este año, están ya en tramitación y en un par de meses podremos convocar de nuevo” .

A la presentación de los trabajos de restauración también ha asistido la propietaria del molino, Cristina Andreu, quien ha narrado que durante años del molino sólo se conservaban la torre de obra y el árbol metálico, el resto de la arboladura exterior del molino había desaparecido como consecuencia del paso del tiempo y de fenómenos climáticos. Cuando tuvo conocimiento de esta línea de ayudas “aprovechamos para recuperar un elemento tan querido por la familia y que ahora podemos disfrutar todos”.

El molino de Ca n’Espanyol es un molino de los denominados aguadores, que utilizaban la fuerza del viento para bombear el agua subterránea hasta un depósito regulador, con el fin de distribuirla mediante pequeños canales y regar así los cultivos. Este tipo de molinos está constituido por una torre de obra y una arboladura exterior que solía ser tanto de madera como de metal.

Los molinos aguadores forman parte, desde el siglo XIX, del paisaje y de la sociedad ibicenca y por tanto son bienes culturales y son uno de los elementos que forman parte del patrimonio histórico, etnológico, arqueológico y cultural de la isla de Eivissa. La consellera de Patrimoni ha recordado que, aquellos molinos como éste y otros elementos patrimoniales “en los que sea necesario ejecutar obras o intervenciones para su mantenimiento o recuperación, fomentando a su vez el conocimiento, el estudio y la documentación de este patrimonio y donde no lleguemos desde el Consell de Eivissa debido a la cantidad de bienes que hay en la isla, los propietarios tienen a disposición el programa de subvenciones del Departamento”.

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: