28 de junio de 2022

GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES

Periodico de Baleares

Las Baleares ya son el primer territorio del Estado que dispone de una planta de producción de hidrógeno renovable. La presidenta del Govern, Francina Armengol; el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes; la vicepresidenta tercera del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, han inaugurado este lunes, junto con otras autoridades, la planta de Lloseta, donde se ubica el proyecto «Power to Green», liderado por Enagás y Acciona, y con la participación de CEMEX, el IDAE y el Govern.

El proyecto, que forma parte de la iniciativa europea «Green Hysland», nace en la antigua fábrica cementera de CEMEX y ha sido el primer proyecto mediterráneo que ha recibido financiación europea para su ejecución. La Unión Europea destina 10 millones de euros de los casi 50 que la planta de hidrógeno ha movilizado en total, 3,75 de los cuales llegan a través del Govern.

Durante su intervención, la presidenta ha definido el de hoy como un «día histórico» y ha destacado la importancia de lo que implica ser el primer territorio en producir este tipo de energía: «ser los primeros tiene responsabilidad porque eres un ejemplo a seguir, pero también quiere decir que has planificado primero». En este sentido, Armengol ha recordado que el Govern trabajó ya durante la pasada legislatura para «planificar el futuro y marcar objetivos», que hoy se cumplen con leyes como la de cambio climático o la de residuos o con un plan de transición energética justa.

Por su parte, el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha aseverado que «en los actuales tiempos, la transición energética no solo es esencial para acelerar la lucha contra el cambio climático, sino que es una cuestión estratégica». «La soberanía energética es clave si queremos reducir nuestra alta dependencia de fuentes de energía del exterior y esta primera planta de hidrógeno simboliza la apuesta clara para conseguir la soberanía energética a la vez que luchamos contra el cambio climático y diversificamos nuestro modelo productivo. Es un proyecto que reúne no solo transición energética, sino reindustrialización, diversificación y modernización de la estructura productiva, siendo todos estos ejes estratégicos para el Govern de les Illes Balears», ha añadido.

Las primeras moléculas de hidrógeno verde se produjeron el pasado mas de diciembre y, desde entonces, la planta ha continuado haciendo pruebas para llegar a generar, cuando se encuentre a pleno rendimiento, 300 toneladas de hidrógeno verde anuales a partir de placas fotovoltaicas, algo que supondrá reducir las emisiones de CO₂ en hasta 21.000 toneladas el año.

El hidrógeno producido en la planta de Lloseta funcionará, entre otras medidas, como carburante de los autobuses de la EMT de Palma. También será fuente de energía para edificios públicos y para el Puerto de Palma y se inyectará en la red de gas de Redexis. Implica, por lo tanto, un paso en la descarbonización de las Illes Balears y un avance en el cumplimiento de los objetivos que marca la Ley de cambio climático.

Además, Mallorca se convertirá en un hub de hidrógeno renovable para todo el sur de Europa, de forma que será un modelo de referencia aplicable en otros territorios, especialmente insulares.

A la inauguración también han asistido el presidente del Parlament, Vicenç Thomas; la presidenta del Consell Insular de Mallorca, Catalina Cladera; la delegada del Gobierno, Aina Calvo; los alcaldes de Palma y Lloseta, José Hila i Chema Muñoz, y representantes de las empresas impulsoras del proyecto.

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: