Bienvenida y muchas gracias por la oportunidad que me das para esta entrevista.

Escritor: Alejandra Alloza.

Libros: “Sara, puro mito”, Ed. Bubok. “Tacones en el banquillo”, Ed. Sepha. “20 días para olvidarte”, Ed. Libros Libres. Audio libro “Atrapa a una trepa”. Teatro: “Reciclando a un famoso”, “Triunfar en Madrid” y “La madre que te incubó”.

Aparte de escribir ¿Cuáles son tus pasiones?

Descubrir nuevos ambientes, conocer personas con inquietudes muy distintas, tener largas conversaciones, dar paseos, nadar y obviamente, leer.

¿Qué estudiaste?

Ciencias de la Información y un máster en Criminología.

¿Recuerdas el primer libro que leíste?

El primer cuento fue “Caperucita Roja” y la primera novela fue de “los Cinco” de Enid Blyton.

¿Cómo empezaste a escribir?

De pequeña intenté emular las novelas de misterio de Enid Blyton. Escribía a mano, encuaderné con celo los folios y hasta dibujé la portada. Sobre los 12 años empecé a escribir teatro, funciones infantiles para que los representasen los niños de mi familia. Así que me ilusionaba compartir mi mundo de fantasía con los demás.

¿De dónde viene tu afición a la literatura?

Tuve la suerte de tener unos padres muy lectores. Cuando ves el valor que le dan a la palabra escrita, el tiempo que le dedican y la biblioteca tan extensa que atesoraban, te contagian. Y cuando le das una oportunidad al libro, descubres que te transportan a una vida paralela muy rica e intensa en emociones.

¿Qué género literario escribes y qué otro género te gustaría escribir?

Casi todo lo que escribo, tanto en teatro como en novela, tiene un trasfondo de humor. Es lo que vertebra todos los géneros que he intentado, hasta el ensayo. Me encantaría hacer un libro más periodístico sobre alguna investigación para la que contase con buenas fuentes y por supuesto, mucho tiempo.

¿Planificas las historias al detalle antes de escribirlas o las dejas surgir sobre la marcha?

Cuando se construye una ficción tienes bien definidos a los personajes y también su evolución y su destino pero es cierto que cuando vas dejándolos interactuar, cobran vida propia y en ocasiones, se sublevan. Este fenómeno me lo han contado también otros escritores amigos.

¿Elegiste tú la editorial o ella a ti?

Elegí yo en dos de los tres libros. Pero eligió mi obra “Tacones en el banquillo” el editor de Sepha. Primero tienen que saber que existes y luego valoran la viabilidad de tu obra. Pocos hacen una apuesta fuerte si no eres famoso.

¿Cómo te haces notar hoy en un mundo editorial tan sobresaturado?

Cada uno tiene una estrategia distinta. Ahora las editoriales “cazan” autores en las redes y les hacen propuestas si tienen muchos seguidores. Si no estás en esa liga, es muy importante la “defensa de la obra” que hagas. Que expongas las razones por las que puede suscitar interés y que vean que eres capaz de moverte mucho para promocionarla. En mi caso, soy muy creativa a la hora de dar a conocer la obra y para “Sara, puro mito” llegué a organizar una fiesta con cantantes que interpretaban temas de las pelis de la Montiel, vino la actriz que representaba su vida en un musical en la Gran Vía y más de cien personas.

¿Tienes algún autor favorito, alguien a quien tengas como referente?

Admiro a muchos autores desde Lorenzo Silva, Nagore Suárez, Manuel Farinós, Eduardo Lafuente… todo el que tiene voz propia, una prosa pasional y el compromiso de compartir su mundo. Cada día descubro nuevos escritores y tengo la suerte de que me pidan opinión sobre sus obras.

¿Qué consejo darías a nuestros lectores que sueñan con ser escritores?

Que el universo de cada uno está lleno de matices que nos muestran una cara distinta del mundo. Que piensen que su aportación es singular y diferente, como nuestras almas. Y que no dejen que les desmotiven con la Inteligencia Artificial ni nada que les haga sentir que crear una historia no tiene valor.

¿Cuál es la mejor experiencia que has tenido hasta el momento con un lector?

Un joven que no había abierto un libro porque no le gustaba y consiguió llegar a la página 20. Ser parte de su iniciación me ilusionó mucho. Pero, por supuesto, cuando alguien dice que tus palabras le han hecho sentir que le comprendes, que se identifica con lo que tu personaje dice. Me pasa mucho con el audio libro “Atrapa a una trepa” porque tiene una vertiente de autoayuda con humor como también probé en “20 días para olvidarte”.

¿Cuánto tiempo dedicas a escribir?

Cuando estoy consagrada a un proyecto, no hay límite de horas al día. Pero no siempre puedo vivir el proceso literario de un modo tan “inmersivo”. En el día a día también escribo pero al servicio de la información o proyecto en el que esté trabajando como periodista. Y voy anotando ideas para cuando me toca un periodo de poder entregarme a sacar adelante un libro de mi cosecha.

¿Eres sensible a la crítica literaria?

De mis libros no han hecho ninguna crítica literaria profesional. En teatro sí las he tenido y me han dejado muy satisfecha. Así que, de momento, no he tenido que lidiar con comentarios duros o desmotivadores.

¿Algún otro proyecto en preparación?

Siempre. Pero estudio muy bien por cual me decanto porque hay que saber dosificar la energía y encontrar la historia más adecuada, digna de ser contada. Tan importante como la fase creativa es la de promoción (y mucho más larga). Todavía quiero hacer llegar el libro homenaje a Sara Montiel, “Sara, puro mito” y mi audiolibro “Atrapa a una trepa” a muchas más personas y lugares.

Acerca del autor de la publicación

Carlos Ordinas Noguera

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.