Día del cambio de hora en Europa, los motivos por el cual se realiza

1

El Día de Cambio de Hora en Europa es un evento marcado en el calendario dos veces al año, tanto en la transición del invierno al verano como viceversa. Esta práctica, que se ha convertido en una tradición arraigada en la cultura europea, tiene como objetivo principal aprovechar al máximo las horas de luz solar disponibles.

La idea detrás de este cambio de hora es permitir que las personas ajusten sus actividades diarias de acuerdo con el ciclo natural de luz y oscuridad, lo que les permite disfrutar de más horas de sol durante el periodo de mayor actividad. Este ajuste en los relojes no solo afecta los horarios laborales, sino que también influye en las actividades recreativas y familiares, promoviendo un estilo de vida más activo y saludable.

Además de facilitar la adaptación de las personas a sus rutinas diarias, el Día de Cambio de Hora en Europa también tiene un impacto significativo en el ahorro energético. Al sincronizar los horarios de actividad humana con el ciclo natural de luz solar, se reduce la necesidad de iluminación artificial durante las horas de la tarde, lo que conlleva a un consumo menor de energía eléctrica.

Este enfoque hacia la eficiencia energética no solo beneficia a los ciudadanos en términos de ahorro en sus facturas de electricidad, sino que también contribuye positivamente a la preservación del medio ambiente. Reducir el consumo de energía eléctrica implica una menor emisión de gases de efecto invernadero y una menor dependencia de fuentes de energía no renovables, ayudando así a mitigar el cambio climático y promover un futuro más sostenible para las generaciones venideras.

Día de cambio de hora en Europa

A pesar de sus beneficios, el Día de Cambio de Hora en Europa no está exento de controversia y debate. Algunos críticos argumentan que los efectos negativos en la salud, como trastornos del sueño y desajustes en el ritmo circadiano, superan los beneficios de ahorro energético. Además, existen discrepancias sobre la efectividad real de esta práctica en términos de reducción del consumo de energía.

A pesar de estas controversias, el cambio de hora sigue siendo una realidad en muchos países europeos, con cada vez más discusiones sobre la posibilidad de mantener una hora estándar durante todo el año. Mientras tanto, el Día de Cambio de Hora en Europa continúa siendo un evento que marca la transición entre las estaciones y que, independientemente de las opiniones encontradas, sigue siendo parte integral del calendario europeo y de la vida cotidiana de millones de personas.

¿Qué día cambian la hora en marzo de 2024?

El próximo cambio de hora será el próximo 31 de marzo de 2024, donde habrá que atrasar el reloj de forma que a las 3 de la madrugada serán las 2. Este horario se mantendrá vigente hasta el domingo 27 de octubre de 2024, donde se retrasará de nuevo una hora el reloj.

¿Cómo se originó el cambio de hora?

El cambio de hora se inicia a partir de la Primera Guerra Mundial con la finalidad de que hubiera un menor consumo de carbón. Luego hubo un receso en esta medida adoptada, para luego incorporarla durante la Segunda Guerra Mundial y que cobró más auge en el año 1974 cuando ocurre la crisis petrolera de la década de los 70.

La incorporación del horario de verano y de invierno tiene como principal ventaja que los países donde se impone esta normativa puedan incorporar a sus vidas la acción de la luz natural proveniente del sol, sin tener que usar más de lo debido la energía artificial.

Una de las desventajas más notorias para los seres humanos es el desequilibrio que ocurre al momento de ir a la cama y que en muchas personas puede provocar insomnio.

¿Qué son los husos horarios?

La llamada hora UTC, cuyas siglas significan «Universal time Coordinated» es un período de tiempo universal que se aplica para medir la hora en los relojes de todo el mundo. Esto es calculado a partir del Tiempo Atómico Internacional, que se recoge de las señales que se obtienen de 70 relojes atómicos, que se encuentran en distintos países.

Fue en marzo del 2019 cuando la UE votó para que el último domingo de marzo del 2021, se llevara a cabo el último cambio de hora y esto también fue respaldado por el Parlamento Europeo, sin embargo, dejando la salvedad de que cada país gozaba de la libertad de continuar con el horario de verano o el de invierno. Sin embargo, la aplicación de esta medida se ha ido retrasando, y continuamos en la actualidad con el cambio de hora tradicional.

Con la implementación de este huso horario las agujas del reloj se adelantarán una hora en verano y durante el invierno se retrasarán una hora. Esto también es válido para algunos países del Continente Americano como Estados Unidos, Canadá, México y del Medio Oriente tales como Israel, Irán, Siria y Jordania.

Una de las principales ventajas del cambio de horario en la vida de las personas, es una mayor exposición a los rayos del sol y un menor consumo de energía eléctrica, que, a su vez, contribuye con el planeta.

El cambio de huso horario de verano e invierno en España

En el año 2019 los gobiernos del PSOE y del PP plantean la posibilidad de que España cambiara su huso horario y aplicara el mismo que ha adoptado países como Portugal y Reino Unido y que resulta más acorde a su ubicación geográfica (UTC+1 en verano y UTC+0 en invierno), sin embargo, después de largos debates y consultas con expertos en la materia, no se llegó a ningún acuerdo.

¿Cómo afecta el cambio de horario la cotidianidad de los europeos?


Sin lugar a dudas, los seres humanos somos criaturas de hábitos arraigados y rutinas establecidas. Una vez que nos acostumbramos a un cierto ritmo de vida, modificarlo se convierte en un desafío considerable que puede desencadenar una serie de cambios significativos en nuestro comportamiento.

Cuando nos enfrentamos a la necesidad de adaptarnos a un nuevo huso horario, ya sea debido al cambio estacional o a otros factores, es inevitable que esto perturbe nuestra vida cotidiana. La transición puede venir acompañada de una serie de efectos adversos que afectan tanto nuestra salud física como emocional.

Entre los efectos más comunes se encuentran la irritabilidad, el mal humor y la fatiga. Estos síntomas pueden ser especialmente pronunciados durante los primeros días después del cambio horario, cuando nuestro reloj interno lucha por sincronizarse con el nuevo horario. La sensación de desorientación también es frecuente, ya que nuestra percepción del tiempo y del espacio se ve alterada por el cambio repentino.

Además, la adaptación a un nuevo horario puede afectar nuestra capacidad para concentrarnos y prestar atención. Las tareas que antes realizábamos con facilidad pueden volverse más difíciles de completar, ya que nuestro cerebro lucha por mantenerse enfocado en medio de la confusión causada por el cambio horario.

Los cambios en el huso horario pueden tener un impacto significativo en nuestra vida diaria, alterando nuestra rutina y provocando una serie de efectos adversos en nuestro comportamiento y bienestar general. Es importante ser conscientes de estos efectos y tomar medidas para mitigar su impacto, como establecer una rutina de sueño consistente y practicar técnicas de manejo del estrés para ayudar a facilitar la transición a un nuevo horario.

1 pensamiento sobre “Día del cambio de hora en Europa, los motivos por el cual se realiza

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.