Ante la noticia que se ha conocido en la que los socialistas de Andratx han votado “no” a la moción presentada por el Partido Popular y apoyada por todos los partidos de la corporación municipal, que hace referencia a agilizar la concesión de licencias urbanísticas en el municipio, desde la Asociación Balear de Inmobiliaria Nacional e Internacional (ABINI) quieren mostrar su rechazo a la postura del Partido Socialista porque pone en peligro la economía del municipio. 

Desde ABINI opinan que es una decisión injusta y creen que el alcalde se equivoca porque en Andratx hay alrededor de 300 proyectos pendientes de licencia, una cifra muy alta que requiere de un verdadero plan ambicioso, con colaboración público-privada, que agilice la tramitación de estas licencias y se pueda desarrollar urbanísticamente el municipio según las necesidades de población.  

“No sabemos si la negativa del alcalde se debe a que la moción la ha presentado el Partido Popular, partido con mayor número de concejales en el consistorio, pero, de ser así, creemos que sería una irresponsabilidad muy grande por parte del primer edil ya que pone en jaque la economía de Andratx. Es inadmisible que en muchos casos se produzcan demoras de hasta tres años para obtener una licencia de obra y un año para un final de obra. Esta parálisis va en detrimento del desarrollo del municipio” ha declarado el presidente de ABINI, Hans Lenz.

ABINI cuenta con más de 300 propiedades en Andratx, tanto en venta como en alquiler. Durante el año 2020, en el que en el conjunto de las Islas Baleares bajaron drásticamente las operaciones inmobiliarias debido a la pandemia, en Andratx apenas se notó una diferencia respecto a años anteriores. De haber salido adelante la negativa del alcalde Mir estamos seguros de que el mercado inmobiliario en Andratx se hubiera visto drásticamente perjudicado por ello, queremos agradecer la responsabilidad de todos los demás partidos políticos que conforman la corporación municipal que no apoyaran la decisión del alcalde Mir.

Desde ABINI dicen tener constancia de que muchos promotores y compradores han decidido abandonar el municipio desde que se inició la legislatura por la política urbanística que se está llevando a cabo y otros promotores están preparando acciones legales contra el Ayuntamiento. Recuerdan que este municipio es, del conjunto de las Baleares, el que más depende de la construcción a la hora de generar empleo e ingresos por impuestos. Ahuyentar inversiones significaría un grave perjuicio para la economía por ello, según apunta Lenz, “queremos arrimar el hombro y colaborar desde nuestra Asociación para agilizar el urbanismo y acortar los plazos en la concesión de licencias de obra. Por ello, nos ofrecemos a trabajar en una mesa de trabajo desde la que se pongan las bases del urbanismo que se debe aplicar en el término municipal”.

Mesa de trabajo

Aportar soluciones de consenso entre los sectores directamente relacionados con el urbanismo y los partidos políticos del consistorio sería una buena solución para acabar con el caos del municipio. “Externalizar en cierta medida los servicios urbanísticos no solo agilizaría la concesión de licencias, reduciendo el trámite a tres meses como máximo, sino que también mejoraría zonas como La Mola, una de las urbanizaciones más caras de España que durante las últimas décadas ha sufrido el abandono constante y que ni siquiera cuenta con los servicios básicos de agua potable, alcantarillado o farolas o se podría potenciar la vivienda pública y asequible para que los jóvenes o personas con menos recursos puedan acceder a una vivienda digna” ha enfatizado Lenz.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: