Compensación más allá del dinero 

Mejorar la calidad de vida, el desarrollo profesional o la conciliación familiar son algunos de los beneficios del salario emocional, un conjunto de recompensas no económicas que contribuyen a impulsar el bienestar de los trabajadores.

Trabajar en una gran empresa o tener un buen salario han sido, tradicionalmente, factores determinantes a la hora de buscar una salida profesional. Lo que se conoce como sueldo emocional no solo mejora el compromiso o la proactividad de los trabajadores, sino que incide directamente en la salud de la organización al completo. ¿Cómo? En la práctica, los distintos tipos de salario emocional ayudan a crecer profesional y personalmente a las personas que forman parte de la empresa.  

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional es un conjunto de beneficios no económicos que reciben los empleados en el entorno laboral y que, en ocasiones, pueden ser tanto o más importantes que el salario económico.

El llamado sueldo emocional se asienta sobre la idea de reconocer y valorar las emociones y necesidades de los empleados, brindando beneficios intangibles que contribuyen a su felicidad y motivación en el trabajo. Al final, se trata de generar un clima laboral positivo que promueva la lealtad, el compromiso y la productividad de los trabajadores. 

Desde este punto de vista, el salario emocional puede traducirse en promover prácticas y políticas que fomenten un entorno laboral saludable, así como desarrollar estrategias de gestión del talento que vayan más allá de la remuneración económica, y que consideren las necesidades emocionales y personales de los empleados. Los incentivos no económicos en forma de experiencias, aprendizajes, formación, etc. son un buen ejemplo de sueldo emocional.

Flexibilidad laboral

La gestión de nuestro tiempo es un aspecto fundamental para el bienestar y el equilibrio personal.

Por eso, uno de los ejemplos de salario emocional más valorados tiene que ver, precisamente, con las opciones que ofrecen las empresas en este sentido.

Desde la implantación del teletrabajo hasta las posibilidades de reducción de jornada, pasando por la adecuación de horarios son muchas las fórmulas para hacer de la flexibilidad laboral un beneficio para los trabajadores. 

Oportunidades de desarrollo profesional

La capacitación profesional es otro de los tipos de salario emocional más populares.

La idea es brindar oportunidades de aprendizaje y desarrollo dentro de la organización, impulsando así el compromiso y el sentimiento de pertenencia de los trabajadores.

Ofrecer sesiones formativas para aprender o reforzar las llamadas soft y hard skills -las primeras, referidas a las habilidades interpersonales y sociales que contribuyen a potenciar las aptitudes comunicativas o de liderazgo; las segundas, habilidades técnicas, basadas en el conocimiento- es una forma eficaz de trasladar al equipo la idea de que hay planes de carrera a futuro dentro de la organización.

Medidas para promover el equilibrio entre la vida personal y profesional

Para ser dueños de nuestro tiempo, implementar políticas encaminadas a conciliación de la vida personal y laboral es fundamental.

Es muy importante que exista un equilibrio entre la vida personal y la profesional.

Ofrecer servicios de comedor, guardería o transporte, días libres extra o permisos para situaciones inesperadas, así como poder gestionar desde el lugar de trabajo tareas domésticas, como ir a la tintorería o recoger la compra o acudir al servicio médico disponible dentro de la propia empresa son algunos ejemplos de prácticas que facilitan la conciliación.

Impulso al bienestar

Mens sana in corpore sano. Esta cita latina, una de las más repetidas de la historia, tiene aplicación práctica a la hora de hablar del salario emocional

Trasladarla a la empresa puede ser tan sencillo como incluir zonas de descanso, cafetería, gimnasio… Aunque tampoco está de más realizar campañas informativas sobre temas de bienestar (alimentación, deporte…) e, incluso, organizar actividades que lo promuevan.

Buen ambiente laboral

Cultivar e impulsar el sentimiento de pertenencia es otro punto a favor de cualquier empresa.

Su traducción desde el punto de vista del salario emocional en ejemplos concretos se materializa en iniciativas como la organización de actividades de team buildingel fomento de la igualdad de oportunidades en el trabajo, el desarrollo de programas de voluntariado… Cualquier iniciativa que ayude a conocer y compartir los valores de la empresa será bienvenida.

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.