El Ayuntamiento acaba de publicar la licitación que obliga a organizar un evento de este tipo, en la plaza municipal. El consistorio, debe convocar consultas sobre asuntos de importancia y de su competencia, como el uso de dinero público.

La Fundación Franz Weber insta al Gobierno local a escuchar a la ciudadanía y no a grupúsculos taurinos.
Dicha fundación, ha retado este martes al Ayuntamiento de Muro, a realizar una consulta popular municipal, sobre la vuelta de los eventos taurinos a la localidad, después de que se haya publicado en la plataforma de Contratación del Estado, el contrato de explotación de la plaza de toros municipal.

Si bien el consistorio carece de un reglamento orgánico específico sobre participación ciudadana, los naturalistas consideran que se trata de un asunto de especial relevancia, como es el dispendio económico en un equipamiento muy específico sin una demanda social real.

La ONG critica el pliegue del consistorio a este tipo de ocurrencias, que se están repitiendo en otras ciudades y comunidades autónomas, donde el lobby taurino, presiona para organizar corridas de toros, aun cuando apenas existe interés social para ello.

La Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales 2021-2022, elaborada por el Ministerio de Cultura, señala que únicamente el 0,9% de la Población Balear, declara asistir a corridas de toros. Es decir, el gobierno de Muro, apuesta por una actividad que se sitúa fuera de las demandas y necesidades reales de la ciudadanía del municipio y del conjunto de la isla.

Así, recuerdan que en 2018, el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, pidió al Estado Español, evitar la participación o presencia de niños y adolescentes en la tauromaquia, con un texto muy claro al respecto: “Para prevenir los efectos nocivos para los niños del espectáculo de los toros, el Comité recomienda que el Estado parte prohíba la participación de niños menores de 18 años como toreros y como público en espectáculos de tauromaquia.”

En agosto del pasado año, el organismo de expertas y expertos incluyó una referencia similar en el Comentario General nº 26, en su apartado G) sobre el “Derecho a no sufrir ningún tipo de violencia”, dirigido a todos los Estados parte: “Los niños deben ser protegidos de todas las formas de violencia física y psicológica y de la exposición a la violencia, como la violencia doméstica o la infligida a los animales.”

Los naturalistas consideran que el Ayuntamiento, tuvo que haber consultado de manera previa esta licitación, donde precisamente obliga a realizar un evento de estas características.


Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.