La transformación de la Justicia: hacia una justicia ágil, eficaz y sostenible

Parece que poco a poco se va acercando el día en que los ciudadanos accedan a un sistema de Justicia más ágil, eficaz, sostenible y que propicie la cohesión social. El 12 de abril de 2022 se aprobó por el Consejo de Ministros el Proyecto de Ley de Eficiencia Procesal del Servicio Público de Justicia, además de la Ley de Eficiencia Organizativa, que junto con la Ley de Eficiencia Digital, constituyen la base legislativa del plan Justicia 2030.

Agilizar la actividad de la Justicia en términos estructurales es uno de los objetivos de la Ley de Eficiencia Procesal, y ello implica la introducción de los medios adecuados de solución de controversias (MASC). ¿Qué es esto de los MASC? Estos medios pretenden reducir la litigiosidad, avanzando hacia la cohesión social e impulsar la participación de la ciudadanía en el sistema de Justicia, devolviendo a las partes su capacidad negociadora. Estos medios adecuados de solución de controversias, entre los que se encuentra la mediación, confían en el poder y protagonismo de las partes en conflicto de resolver sus asuntos y llegar a acuerdos satisfactorias sin necesidad de acudir a un Tribunal de Justicia.

Y ya voy avisando a nuestros queridos ciudadanos, que van a ir necesitando entender que significa esto de los MASC, ya que dicha norma establece el requisito de procesibilidad en los procedimientos civiles y mercantiles, que exige haber intentado una solución consencuada con carácter previo a la interposición de la demanda, es decir, que los ciudadanos antes de acudir a la vía judicial deben acreditar haber intentado otros medios de solución de controversias. ¿Significa esto una vulneración de nuestro derecho a la tutela judicial efectiva? Bajo la humilde opinión de una abogada y mediadora vocacional que ve colapsados los Tribunales de Justicia y sentencias de imposible ejecución, NO. Los MASC van a permitir y cito literalmente de las palabras de la ministra de Justicia, “garantizar mejor los derechos de la ciudadanía por vías menos costosas y que llevan menos tiempo; se trata de un cambio de la cultura del litigio hacia la cultura del acuerdo”.

Señores, estamos avocados a ponernos de acuerdo, se nos ofrecen varias posibilidades, la negociación directa entre las partes, la opinión de un experto independiente, la conciliación, oferta vinculante confidencial y la mediación, usemos estos medios que están a nuestro alcance para solucionar nuestros conflictos antes de acudir a la vía judicial.

La sostenibilidad no solo aboga a temas medioambientales, el sistema de Justicia también debe ser sostenible y debemos hacer un buen uso del mismo, por lo que estos medios adecuados de solución de controversias nos permiten darnos una oportunidad para resolver nuestros conflictos de manera ágil, eficaz y sostenible.


Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: