Dicen, que somos esclavos del hedonismo

Dicen, que somos esclavos del hedonismo, que vivimos en un nihilismo insolente, que la mayoría de las personas prefieren ser felices que tener la razón, por eso, hay tan pocas honradas, pues eso entrañaría elegir la razón por encima del beneficio propio.

Nos servimos de nuestras habilidades dialécticas para engañarnos a nosotros mismos y estafar moralmente a los demás, nos decimos que hay tantas razones como personas, lo cual, es cierto en perspectiva individual, pero incorrecto cuando lo hacemos moral y globalmente. Es decir, cada uno puede tener una diferente capacidad y necesidad de beber agua (razones), pero todos la precisamos para existir (razón).

Una persona honrada sopesa siempre el equilibrio entre el bien personal y el común, de hecho, es imposible una auténtica amistad, colaboración o vida de pareja sin serlo…

¿Será también por eso que de cada diez matrimonios que se producen en España, siete acaban en ruptura en pocos años?

¿Sabían que existen estudios que dicen que la mayoría de amistades dura precisamente un máximo de 7 años y que luego cada uno de los involucrados busca su propio camino y las amistades se van reemplazando?

¿Qué me dicen que antes de 10 años el 98% de las colaboraciones o sociedades se disuelven siendo alarmante el número de éstas que no acaban muy bien?

Es un compromiso el actuar con rectitud, justicia y honestidad, así, reconocerás a una persona honrada por no necesitar jurar por nada la palabra dada. Su conducta habla por sí misma.

Casi nadie es honrado a tiempo completo, imaginen, pues, a un político. Por eso, los “yonkis” del voto buscan anexar a sus filas a intachables personalidades o se suman al logro de los héroes que tengan cerca, como es el caso de nuestro gran Rafa Nadal, con el cual nadie duda en ponerlo en sus perfiles en las redes o hacerse una foto con él con tal de aprovecharse de su halo de éxito conseguido honradamente, con duro esfuerzo y toda una vida de dedicación obtenido en las canchas.

De la misma manera que una marca de coche no hace un mejor coche por pagar la publicidad a un famoso tenista, quien se publicita personalmente con con una celebridad tampoco merece el calificativo de mejor persona por ello ¿verdad?.

La integridad que entraña la honradez solo se mantiene si ponemos la inteligencia al servicio del bien común y la naturaleza, no puntualmente, sino como compromiso de vida, pues una vez que superas los límites de lo ético, nunca más volverás a discernirlos porque se disipa en lo que concluimos autoengañándonos al pensar que “es lo que hace todo el mundo, por tanto será lo correcto”.

Elige bien con quien ser honrado porque no basta serlo, honrado, para garantizarte la estabilidad emocional en tu vida personal, social y respetar la naturaleza.

¿De verdad creen ustedes que es posible la paz en el mundo visto el grado de honradez de nuestros líderes políticos?

¿Qué porcentaje de la humanidad debería ser lo suficientemente honrada para que el mundo fuese más justo, ecológico y menos materialista?

Dense una vuelta por Palma, observen a las personas sentadas en las terrazas de moda y pregúntense sinceramente ¿son estas las personas que se preocupan por hacer un mundo mejor más allá de lo que rodea a su ombligo?

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: