Ane Odriozola nació en 1979 en Legazpi, Gipuzkoa, y compagina su trabajo en el Servicio de Atención al Ciudadano del Ayuntamiento de Arrasate-Mondragón con su gran pasión: escribir historias.
En 2018 se decidió a autopublicar El secreto de Gibola, su primera novela, en la que plasma la realidad de Legazpi a principios del siglo XX. En 2020 continuó la historia de Gibola con la publicación de La sombra de Gibola, y en 2021 cerró la trilogía con la novela Conspiración en
Gibola.
Con El valle del hierro, su cuarta novela, Ane da el salto a la editorial tradicional de la mano de NdeNovela, el nuevo sello de ficción del Grupo Planeta que ofrece historias de gran calidad literaria con vocación comercial.

¿Cómo te llegó la afición a la escritura?

Hace unos diez años se me ocurrió que escribiría una novela para regalársela a mi madre. Las dos somos muy lectoras y me pareció un regalo bonito. Me puse a ello y, desde entonces no he podido parar. Antes de eso, sin embargo, nunca tuve la afición de escribir.

¿Qué otras aficiones tienes además de la escritura?

Me encanta engancharme a una buena serie, pasear y la música, tanto ir a un concierto como aprender a tocar distintos instrumentos.

¿Qué género literario escribes y que otro género te gustaría escribir?

Escribo thrillers históricos llenos de misterio. Me gusta lo que escribo, pero tengo ganas de escribir una novela actual, con mucha tecnología y muchos adelantos. Ambientar mis novelas en épocas pasadas me supone un gran trabajo de documentación, y mis historias están llenas
de limitaciones que una historia actual no tendría.

¿El primer libro que leíste? O ¿tú libro preferido?

No sé cual fue mi primer libro, pero sí recuerdo uno que me dejó huella. Su título es Stars, de Bárbara Wood. Tendría unos 18 años. Mi madre me insistió en que debía leerlo y creo que fue el primer libro que me enganchó tanto que no podía dejarlo. Después de ese libro vino otro y después otro más, y ya no pude dejar de leer.

¿Tú autor favorito?

No tengo un autor favorito solo. Hay muchos autores que me gustan, y compro sus libros en cuanto salen. Entre ellos están Noelia Lorenzo, Lucinda Riley, Santiago Díaz…

¿Tienes algún otro proyecto?

Sí. Después de publicar la trilogía de Gibola, he escrito una novela más, que no está relacionada con la trilogía. Se titula El valle del hierro y se publicará en marzo de 2024. Estoy muy contenta porque saldrá con el nuevo sello de la Editorial Planeta de nombre NdeNovela.
Trabajar con unos profesionales como los de Planeta está siendo un verdadero placer, y lo estoy disfrutando muchísimo.

¿Cómo fue tú experiencia a la hora de publicar el libro? Buscaste tú la editorial?

Con la trilogía, sí. Fui yo la que me puse en contacto con la editorial de autopublicación Círculo Rojo. Con la cuarta novela, sin embargo, fue mi agente literaria, Sandra Bruna, la que me dijo: “con esta novela vamos a apuntar alto”. Menos de un mes después, teníamos el SÍ de la Editorial Planeta.

¿Cómo compaginas la escritura con tú vida?

Es muy complicado. Trabajo en el Ayuntamiento de Mondragón y tengo dos hijos de 12 y 9 años. Me queda muy poquito tiempo para la escritura, por lo que intento aprovechar cada momento libre y, sobre todo, cuando todos se van a dormir. Ese suele ser mi momento.

Me encanto la trilogía de Gibola y «El valle del hierro» promete, deseando leerla.

¡Mucho éxito!

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.