Un incendio tuvo lugar este pasado martes por la noche en Mahón, en el tercer piso de un edificio, donde había dos menores. El fuego se inició a las nueve de la noche en la cocina, y justo en ese momento los padres de los dos niños, de 13 y 11 años  habían bajado a la calle para dejar unos trastos en el punto limpio.

Hubo que desalojar todo el edificio y los Bomberos lo dieron por extinguido dos horas después. Los demás vecinos pudieron regresar a su casa, pero la familia del piso quemado ha dormido en casa de un familiar. Este miércoles por la mañana, han podido entrar a coger ropa y pertenencias. La primera hipótesis es que se originó por un cortocircuito eléctrico.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: