El incendio declarado a bordo no causó heridos, puesto que todas las personas que viajaban en el barco fueron evacuadas. Hasta el yate, se desplazaron dos embarcaciones de Salvamento Marítimo y una patrulla del servicio marítimo de la Guardia Civil para intentar controlar el fuego. El incendio obligó a activar el plan especial de contingencia por contaminación.

Esta mañana, desde diferentes puntos de la isla de Ibiza, todavía podía verse la columna de humo que desprende el barco.

Aria SF, un yate de lujo de 45 metros de eslora, es propiedad de Paolo Scudieri, un empresario italiano dedicado al sector automovilístico residente en Nápoles. La embarcación, valorada en 25 millones de dólares y construida este año, incluía una piscina, varias salas, cinco dormitorios y un gimnasio.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: