Querido Roger, mi amigo y rival.

Desearía que este día nunca hubiera llegado… Es un día triste para mí personalmente y para los deportistas de todo el mundo. Te lo dije cuando hablamos y ahora está aquí.

Ha sido un placer, pero también un honor y privilegio compartir todos estos años contigo, viviendo tantos momentos increíbles dentro y fuera de la cancha.

Tendremos muchos más momentos para compartir juntos en el futuro, aún quedan muchas cosas por hacer juntos, eso lo sabemos.

Por ahora, realmente te deseo toda la felicidad con tu esposa, Mirka, tus hijos, tu familia y disfruta de lo que tienes por delante. Te veré en Londres en el @lavercup.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: