El referéndum en Donetsk y Lugansk republicas populares reconocidas por el Kremlin, y los territorios parcialmente controlados por las fuerzas rusas en Jerson y Zaporiyia son convocados a sendos referéndums de integración a Rusia entre 23 y 27 de septiembre.

Las primeras imágenes de la televisión rusa eran las de personas alegres haciendo cola y enarbolando la bandera en sus manos, celebrando la consulta.

Detrás de ellas están las verdaderas caras de esta patochada, como la llaman algunos, las personas acuden porque el ejercito va casa por casa a recordarles la obligatoriedad de votar con un “Si”, ya que en el caso contrario son apuntados con armas y sus nombres son recogidos en un acta aparte.

Mientras Europa no reconoce dichos referéndums, considerándolos la excusa perfecta que necesita Putin, para el uso de armas más dañinas. Incluso la Inteligencia británica ya daba los resultados antes de que se terminara dicho referéndum, ganado el “Si”.

Todo esto se engloba en los últimos movimientos del presidente de Rusia, en ganar la guerra cueste lo que cueste, aunque con ello sus ciudadanos lo paguen con su vida. Entretanto los reclutamientos de presos en cárceles, para combatir a Ucrania, siguen a cambio de conmutación en sus penas de prisión. Los manifestantes que han sido detenidos tampoco se libran de ser los primeros en ser incorporados a filas. Aunque en un principio del anuncio, solo serian reclutados aquellos que tenían experiencia. La indignación de muchos ciudadanos se ha transformado en manifestaciones y en huidas masivas del país.

En la primera jornada de movilización parcial, unos 10000 ciudadanos fueron llegando a las oficinas de reclutamiento. Y con ello las primeras imágenes de madres abrazados a sus hijos demasiados jóvenes para morir, niños despidiéndose de sus padres entre lágrimas sin saber muy bien si se volverán a ver en un futuro.

Algunos medios internacionales señalan que las autoridades rusas es reclutar en realidad más contingente humano, el portavoz de la presidencia ha calificado de “falsos los rumores”. Solo el tiempo dirá si estaban en lo cierto.

No se debe olvidar que Rusia tiene mas de dos millones de reservistas y que, aunque es un reclutamiento parcial, si el tiempo se dilata en esta guerra, hay voces de que se produciría un reclutamiento obligatorio.

Putin espera que, con la llegada del invierno, la comunidad europea cambie en su proceder en los embargos. Parece ser que es otra manera de ganar una guerra que jamás se hubiera tenido que producir. Sea como sea Putin, siempre tiene algún “As” en la manga. Queda descubrir cual será el próximo movimiento en amabas partes

Acerca del autor de la publicación

NURIA SERAL

Redactora
Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: