Piden prohibir los espectáculos con delfines de Marineland Mallorca 

0

 La Fundación Franz Weber ha denunciado las importantes carencias y retrocesos del Proyecto de Ley de Protección de los Animales aprobado recientemente por el Congreso de los Diputados, avanzando que trabajará desde el Senado para corregir estas cuestiones, como la carta blanca a los espectáculos con cetáceos en parques zoológicos y con animales domesticados en circos.

La ONG naturalista señala que la norma ha vaciado de contenido cualquier propuesta para reconvertir zoos y acuarios, defendiendo la continuidad de estas instalaciones sin que exista un interés real por la conservación de los ecosistemas y sus habitantes. Además supone un aval a los espectáculos públicos con cetáceos, como delfines, cuyo interés científico o educativo es nulo. 

Estudios científicos demuestran cómo la cautividad afecta la salud orgánica de los cetáceos. Constatan que la cautividad afecta negativamente el funcionamiento cerebral de estos animales, con características como gran tamaño de sus cuerpos y cerebros, comportamiento altamente social, cognición sofisticada, esperanza de vida elevada y rangos territoriales muy amplios.  

La cautividad implica instalaciones pequeñas, falta o reducción de ejercicio y limitación de interacciones sociales con individuos de la misma especie, impidiendo el desarrollo de comportamientos normales de socialización, cuidados, búsqueda de alimentos o el recorrido de grandes distancias.

El caso de Marineland: Exhibiciones, fotografías y “encuentros”

La ONG naturalista ha explicado que la Ley estatal debería abordar el uso de animales que se realiza en parques como Marineland, ubicado en Calviá. En el mismo los espectáculos “barnizados” de actividad educativa suponen una forma de cosificación de los cetáceos. 

Así, estos seres son reducidos a meros objetos de entretenimiento y la dinámica que se realiza a diario no aporta en absoluto valor alguno a su conservación, y mucho menos a la pedagogía con el público asistente. No obstante España ostenta el triste liderazgo de delfinarios abiertos de toda la Unión Europea, contribuyendo a un modelo de cautiverio por simple negocio. 

De acuerdo con las estimaciones realizadas en los últimos años en estos contenedores de agua se encontrarían un centenar de delfines y media docena de orcas, forzadas a realizar saltos y trucos que nada tienen que ver con su comportamiento natural.

Incluso ofrecen la posibilidad de interaccionar directamente con los cetáceos, en «encuentros» o con reportajes fotográficos, aspecto que todavía cuestiona más la pervivencia de estos espectáculos en la Ley de Protección Animal estatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.