La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también cobró comisiones de Cepsa por captarle clientes para ofertas de luz y gas. Si el año pasado obtuvo 18,15 euros (15 euros más IVA) de Repsol por cada contrato que le consiguió, en 2019 utilizó la misma fórmula para obtener ingresos de Cepsa.

En este caso, los pagos ascendieron a 14,52 euros por cada contrato (12 euros más IVA) dado de alta a través de una web de la OCU. Se trataba de las ofertas ganadoras en mayo de año en su «compra colectiva» de electricidad y gas natural, que la organización publicitó en sus webs, sus revistas y sus perfiles en las redes sociales. La organización no aclaró ni en esa ni en el resto de ediciones qué compañías participaron en la subasta, como tampoco el número de clientes que contrataron las ofertas ganadoras ni montante de las comisiones obtenidas a cambio.

Los pagos se realizaron a través de una sociedad mercantil instrumental, OCU Ediciones SA, según un convenio que esta firmó con Cepsa Comercial Petróleo SAU en abril de 2019 y ambas calificaron de «confidencial».

FACUA-Consumidores en Acción ha tenido acceso al acuerdo (leer aquí) como consecuencia de una resolución del Consejo de Transparencia en la que obligó al Ministerio de Consumo a enviárselo a su secretario general, Rubén Sánchez. La legislación española obliga a las asociaciones de consumidores a depositar en el ministerio cualquier acuerdo que suscriban con empresas.

En 2021, Cepsa dejó de comercializar gas y electricidad y transfirió los contratos de sus cerca de 75.000 clientes residenciales a la comercializadora Podo. La OCU anunció entonces que «una parte considerable» de esos contratos eran de clientes que se habían dado de alta en la oferta ganadora de su compra colectiva.

Repsol, iAhorro, MásMóvil…

La OCU forma parte de un grupo de organizaciones y sociedades mercantiles con sedes en España, Italia, Bélgica, Portugal, Brasil, Países Bajos, Luxemburgo y Hong Kong. A través de una de esas sociedades, OCU Ediciones SA, viene recibiendo dinero por cada cliente captado para firmas como Repsol, Cepsa, Holaluz y MásMóvil mediante la contratación de algunas de las ofertas que ganan las denominadas «compras colectivas», celebradas por la entidad desde 2013. También cobra por la captación de clientes a través de la publicidad de empresas como iAhorro o el Grupo MásMóvil en su página web y sus revistas.

La OCU no ha publicado el contenido de ninguno de las decenas de convenios que mantiene con empresas, como tampoco ha dado a conocer cuánto dinero ha recibido de ellas en los casos en que hay contraprestación económica.

La normativa reguladora de las asociaciones de consumidores exige transparencia respecto de los convenios o acuerdos de colaboración, de duración temporal o indefinida, que se celebren con empresas. Asimismo, prohíbe realizar comunicaciones comerciales de bienes y servicios.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: