Machismo y feminismo son dos términos diferentes que hacen referencia al trato que recibe la mujer en la sociedad desde dos ópticas, la masculina y la femenina. En cambio, el hembrismo refiere cierta actitud de desprecio hacia el hombre, a la discriminación sexual hacia el varón, o a la idea de la superioridad de la mujer sobre el hombre en todos los ámbitos de la vida.

Machismo

El machismo se refiere a la actitud sexista y de dominio que tienen muchos hombres sobre las mujeres a través de malos tratos verbales, psicológicos o físicos cono los cuales logran discriminar y humillar a las mujeres por considerarlas seres inferiores.

El machismo es un fenómeno arraigado en la cultura masculina latinoamericana, de donde proviene el uso original de la palabra, además de ser un fenómeno global, presente en muchas culturas y sociedades diferentes.

En una cultura machista, a la mujer se le exige sumisión al hombre, que sea respetable, que no tenga deseos sexuales ni independencia sexual, y que pueda hacerse cargo del hogar y los hijos.

Cuando se trata de sexo, la mujer es un objeto de placer para el hombre.

En una sociedad machista en la que el deber del hombre es el de ser un dominador, fuerte y poco sentimental, la violencia en contra de la mujer es tolerada, excusada y, a veces, incluso aplaudida. Para los machistas, la mujer no tiene igual de derechos que el hombre. La persona machista considera a la mujer como un ser inferior al hombre

El machismo ha logrado triunfar históricamente hasta lograr:

-oprimir: someter a las mujeres y dominarlas.

-excluir: mantenerlas alejadas del espacio público de la economía, el trabajo y las decisiones políticas.

Feminismo

El feminismo tiene una historia compleja, con diversas activistas y olas en cuanto a su desarrollo.

 Nace como un movimiento social, político, económico y cultural, que busca la igualdad de derechos tanto para los hombres como para las mujeres. Buscan la equidad de género para las mujeres sobre los derechos que se les han negado históricamente, en la esfera política, cultural, social, sexual y económica.

Igualdad de oportunidades laborales y educativas para ambos. Supone la toma de conciencia de las mujeres para se valoren y reconozcan sus fortalezas y capacidades tanto físicas como intelectuales. Luchando contra las sociedades patriarcales. Lucha contra todo tipo de violencia dirigida hacia la mujer por el hecho de ser mujer. Rompe con el principio machista de encerrar a la mujer en la raíz de ama de casa, dueña del mundo privado y productora de descendencia.

El feminismo ha cogido fuerza a nivel global, dando pie a fenómenos como las multitudinarias manifestaciones feministas del 8 de marzo, el movimiento #MeToo, en el que miles de mujeres denunciaron sus experiencias de acoso sexual en redes sociales.

cuestiones como la violencia de género, la brecha salarial o los techos de cristal están en el centro del debate. Pese a los grandes avances logrados por el feminismo, a día de hoy aún no se ha alcanzado la plena igualdad entre hombres y mujeres. Por eso el movimiento feminista continúa luchando: aún queda mucho camino por recorrer.

Hembrismo

Han surgido diferentes teorías con respecto a la aparición de la palabra “hembrismo”. Algunas personas piensan que su origen se dio como un resultado a la victimización enraizada que había en ciertos grupos de mujeres, mientras que otros señalan que surgió como resultado de los hombres por temor a perder sus privilegios.

El hembrismo es la ideología extremista que aboga no sólo por el desprecio hacia el hombre, sino por la supremacía de la mujer dentro de la sociedad.

Se considera que es una postura sexista, que incurre en la discriminación sexual hacia el hombre, lo cual puede derivar en formas de violencia o maltrato contra las personas de género masculino. De allí que se lo considere como el equivalente opuesto al machismo.

Se describe como una posición que proclama el predominio de la mujer por encima del hombre en todos los aspectos de la vida social: en los derechos civiles, laborales, económicos, en las relaciones de poder y en la vida cultural y social en general.

Hembrismo y machismo son dos posturas totalmente opuestas a la equidad de género. En este sentido, tienen en común ser ambas posturas radicales frente a la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer.

Señala los abusos del feminismo y sus tendencias más radicales, no busca soluciones a la discriminación como lo hace el feminismo igualitario. Se produce una interpretación diferente en los dos sexos que puede llegar a perjudicar a los hombres. Se produce el empoderamiento femenino. Muchas de las mujeres por medio del hembrismo han logrado obtener ventajas políticas, sociales, culturales y legales. Les gusta la polémica y la discusión, y buscan la manera de confrontar todos los temas que le sean posibles

No a las desigualdades

No tendríamos que hablar de desigualdades, ni que un sexo sea mejor que otro, ni tan siquiera del empoderamiento.

Mas bien de la igualdad en que todas las personas tengan los mismo derechos, recursos y oportunidades, independientemente de su sexo. Todos deberíamos respetarnos, sin creernos mejores unos que otros por el sexo que tenemos. Hombres y mujeres luchando por las mismas desigualdades, creciendo en la versatilidad, en la pluralidad y dejando de lado a los extremistas que sólo quieren el empoderamiento del hombre, porque nació hombre o el de la mujer por ser mujer.

Aun teniendo diferencias, debemos seguir trabajando unidos para cambiar nuestro futuro. No seamos víctimas de ideologías que no nos representan a ninguno.

Acerca del autor de la publicación

NURIA SERAL

Redactora Jefe

4 pensamientos sobre “Machismo, Feminismo y Hembrismo

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.