Los políticos culpan de sus errores a los ciudadanos

1

La política utiliza el mismo truco que la mayoría de religiones: Conseguir que te sientas culpable para endosarte su interesada penitencia.

De vez en cuando, guerra tras guerra, traición tras traición, alguno entre sus propias filas es depredado por atentar contra los intereses de las clases adineradas o poderosas paralelas que harán lo que sea por aumentar una mísera cuota de dominio más sobre los demás… sino, que se lo pregunten a Julio César.

Qué decir de la revolución francesa, donde sus fases de terror regaron de sangre inocente una tierra de buen vino.

Ahora, pasa lo mismo, pero bajo un mayor control a todos los niveles, provocando conflictos bien localizados y objetivos en todo momento dependientes de una tecnología que controlan un puñado de lobbies intocables camuflados por macrocorporaciones donde todo se traduce en una gran puesta en escena de la que se encargan dar eco los mercenarios medios de comunicación.

El máximo representante de la diplomacia europea lo dijo claro: «Los europeos necesitan que el ruido de las bombas a las cinco de la mañana al caer sobre Kiev les despierte de su sueño de bienestar».

Europa es un engendro deforme que no puede ni sabe mantener el buen nivel de vida de sus habitantes, mientras nos hemos estado rasgando las vestiduras con independentistas, lenguas oficiales y memeces que no dan de comer ni mejoran la salud física, mental y social de los europeos nos hemos olvidado de hacernos fuertes creando un marco legal y estructura de poder que de verdad nos definiera y defendiera ante el resto del mundo.

Recuerden lo que dijo el indigente intelectual Borrell, pero no falto de razón en según que cosas cuando dijo: «la paz no es el estado natural de las cosas».

Nuestros dirigentes ahora se dedican a culpabilizar al ciudadano de a pie, por haber abusado del bienestar y volvernos adictos a un consumismo frenético que ha desestabilizado el clima y geofísica de todo el planeta.

De ser los buenos de la película ahora somos los ogros egoístas que no hemos sabido gestionar nuestras vidas de manera sostenible… cuando en realidad, no hemos sido más que marionetas dirigidas por incompetentes cuyo único fin ha sido hacernos creer que todo iba bien para poder estar una legislatura más sentados en la poltrona del poder mientras financiaban su engaño con una insalvable deuda.
Nuestros dirigentes no son ni mejores ni peores que el resto de la sociedad, el problema es que están en una posición que deberían serlo, forzosamente, mejores, y no lo son.

Atribuimos a que por arte de magia un vulgar mentiroso patológico que alcanza el poder político se convertirá en un gestor honrado, competente y leal a la sociedad de la que emerge… y no, no es así.

1 pensamiento sobre “Los políticos culpan de sus errores a los ciudadanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.