Estimados burgueses y adultos niños de papá, no se escaqueen, que son ustedes los que deciden las políticas, pues son los que votan mayoritariamente.

Tenemos un problema y como ustedes están más ocupados en discusiones de patio de colegio, politiqueo populista, educación para la libertad sexual precoz, etc., que de afrontar los retos a los que nos vemos avocados, tal vez, sería necesario, que la parte de la ciudadanía, más consciente de lo que está pasando, se organizara para que se presione a nuestros legisladores para dejar de tratar a los adolescentes como niños y sí, de una vez por todas, como hacen otras democracias más maduras, como preadultos.

En un artículo de Javier Jiménez, (Última Hora) se menciona: «Okupas menores y jóvenes, extremadamente conflictivos son escuchados decir: ¿Dónde pegamos hoy el palo?» Justamente ubicados enfrente de la Policía Local de Palma.

El otro día hablaba con un empresario que ha montado una empresa de desocupación. Me quedé asombrado cuando me explicó lo fácil que es desocupar una vivienda o local.

Claro, a veces incluso es fácil si tienes con qué pagar el procedimiento legal, de hecho, normalmente en pocos días lo pueden conseguir, es muy sencillo:

En toda vivienda y local se puede poner un control de accesos, es decir, si se plantan 4 profesionales de la seguridad de 1’95 en la puerta que dejan salir a quien quiera del local pero no le dejan entrar por imperativo legal del dueño, tema resuelto. Sólo que ya pueden preparar los miles de euros que ello conlleva más los gastos de la reparación del inmueble que no paga nadie porque el delincuente es insolvente y la administración pública se lava las manos. Incluso muchos lo consiguen el mismo día si «compran» a los okupas pagándoles para que se vayan.

La pregunta es: ¿Y por qué no hace lo mismo, control de accesos a viviendas okupadas, la Policía Local, Nacional o Guardia Civil que tienen mayor autoridad y equipamiento disuasorio? Y además de defender a los ciudadanos afectados, les ahorran tener que invertir tanto dinero en recuperar sus viviendas.

En otras palabras: Si usted es un ciudadano que tenga algunos ahorros suficientes en el banco para pagar una desocupación, es legal conseguirlo en poco tiempo. En cambio, si usted, por ejemplo, es una anciana que ha tenido que ser ingresada unos días en el hospital, que no tiene más que una mediana pensión para sobrevivir y pagar los gastos de su vivienda y mal comer, si le ocupan su casa, el Reino de España, no le va a recuperar su casa hasta que hayan pasado dos años de penurias, sufrimiento al ver cómo le destrozan, roban y venden sus pertenencias.

Les diré una cosa, libertad sin responsabilidad es un desastre. Todos los jóvenes que muestren disrupción social y cuyos familiares no puedan contenerlos o/y responder por los daños ocasionados, deberían ser puestos a disposición de centros de reforma donde les obliguen el 50% del tiempo a trabajar para compensar a las víctimas o a la sociedad por su vandalismo, etc…. y el otro 50% a estudiar para formarse y tener un futuro.

Como medida preventiva, todo joven que no estudie o trabaje, debería sí o sí entrar en un programa educativo y laboral del Reino de España para ser útil a la sociedad, donde, a través del propio esfuerzo en trabajos comunitarios, se autofinanciara el coste de sus estudios y además tuviera un pequeño sueldo para sus gastos básicos.

Es una opinión, como no pongamos a realizar alguna actividad a gran parte del 40% de jóvenes en paro y los corresponsabilicemos del coste familiar y social, criaremos auténticos tiranos, egoístas y sin los valores que han permitido que este país progrese, me refiero a los del esfuerzo, corresponsabilidad y solidaridad.

Trabajo legalmente desde los 14 y desde que tenía 8 ayudaba a mis padres para salir adelante en los trabajos y cuidado de mis hermanos pequeños, todos mis estudios superiores, salvo la EGB, los tuve que simultanear con varios trabajos, de hecho, los superiores y universitarios los obtuve triempleándome y robándole horas al sueño para lograrlos. Eso me revistió de voluntad, coraje para forjarme una personalidad y hacerme útil a la sociedad así como solidarizarme ayudando a mis padres, hermanos, amigos y a la población más desfavorecida de mi entorno.

Tengo la sensación, de que quieren paniaguar a la juventud, haciéndoles creer que así están más empoderados, cuando lo que realmente empodera a un joven es facilitarle que forme parte activa de la corresponsabilidad de sus actos en relación así mismo, su entorno social y el coste económico que entraña.

Acerca del autor de la publicación

TONI BAUZÁ

Director Contenidos y Audiovisual | Agente de Prensa | Mallorca
Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: