GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES

Periodico de Baleares

Una nueva ola extiende sus alas entre los habitantes de nuestras islas. Una ola de abandonos, maltratos que se suceden sin muestras de que se puedan acabar con ellas. Sea por la poca empatía de la gente, que observa día tras día los sucesivos abandonos de animales en balcones malviviendo entre sus heces y orines; los cuales siguen mirando hacia otro lado. O porque el brazo de la ley, no llega a los que cometen estos actos delictivos.

No se puede seguir tolerando que animales acaben malviviendo en balcones o fincas abandonados a su suerte y que NADIE haga nada para salvarlos. Ni que los mismos agentes se desentiendan en casos que no ven ningún maltrato y que después de sucesivas denuncias, el animal sea rescatado “in extremis”.

No se puede tolerar que animales malvivan en balcones y se siga sin mover un dedo, porque los dueños son de una etnia especifica y se prefiera no “molestarlos” porque después se toman la justicia por su mano.

Ya no hablamos de perros o gatos, sino de animales que no tienen ninguna protección, ningún seguimiento. Ovejas, burros, caballos. Abandonados en fincas sin agua ni comida; donde el único salvoconducto que tienen es de los pocos ciudadanos que, interesándose por ellos, moverán cielo y tierra, para facilitarles diariamente el sustento que el dueño les ha negado por estar muy ocupado, o porque es muy caro alimentarlos y lo mejor es dejarlos morir. Y que, aunque sigan llamando al 010, su respuesta será la misma…el silencio de las instituciones que siguen permitiendo las barbaries día tras día, sin que por ello nada cambie.

Por muchas leyes de bienestar animal que el gobierno declare, sin que se puedan perseguir a los maltratadores, ponerles vetos para el resto de su vida a la tenencia de animales, donde se pueda y se decida actuar de inmediato, y donde la justicia caiga con su peso sobre ellos. Todo seguirá igual para los animales, no solo de Baleares sino de todo el país.

Las autoridades mallorquinas demuestran una vez mas que los animales, no son tema de conversaciones a no ser que se acerquen las elecciones. Y ​ busquen el voto de los defensores de animales y asociaciones ligadas a la defensa de estos.

Basta con ver que, en el año 2022, las calesas siguen siendo un método de maltrato diario y sistemático de caballos. Muchos de ellos cojos, mal heridos y en mal estado. Donde los propietarios se saltan los avisos de alerta amarilla y siguen ejecutando sus paseos turísticos a base de euros, sin importar que el animal este reventado y caiga en la calzada desplomado.

Muchas veces las autoridades, han pedido calma a la ciudadanía ante estos actos prometiendo que, en el año 2024, las calesas serán eléctricas. ¿Acaso prevén que seguirán en el poder los mismos? Los mismos que no permiten mejoras en una perrera municipal, los mismos que dejaron morir a su suerte a perros policías y negándoles una adopción, los mismos que siguen permitiendo corridas de toros… Los mismos que gritan que es un ejecutivo amigo de los animales.

A mi entender un ejecutivo que sigue permitiendo estas barbaries. ¿Cómo puede seguir con ese mismo lema? Y que los ciudadanos, aun les sigamos creyendo. O estamos abducidos o bien nos toman el pelo.

Ustedes juzguen.

Acerca del autor de la publicación

NURIA SERAL

Colaboradora | Ecología | Mascotas
Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: