La Policía Local interviene en una peluquería por altercado relacionado con el pago del servicio

0

La discrepancia en el pago de un servicio desencadenó una agresión mutua entre la propietaria del establecimiento y una clienta en una peluquería del barrio de Pere Garau. Ambas mujeres presentaban arañazos en sus antebrazos.

El incidente tuvo lugar el pasado 3 de julio, alrededor de las 19:05 horas. La Sala del 092 comisionó una dotación de la Unidad de Seguridad Integral (USEI) a la peluquería tras recibir un aviso de una pelea entre dos mujeres.

Según la versión de la propietaria del establecimiento, una ciudadana china de 49 años, una mujer acompañada por su hija menor intentó abandonar el local sin abonar el importe de un servicio prestado. Al tratar de impedirlo, la dueña alegó haber recibido un puñetazo en el pecho por parte de la clienta.

Mientras explicaba lo sucedido, la propietaria se desmayó, y los policías solicitaron una ambulancia. Una vez en el lugar, el personal sanitario atribuyó el desvanecimiento a la ansiedad provocada por el conflicto.

Por su parte, la clienta, una española de 33 años, aseguró que no se negó a pagar, sino que discrepaba con la cantidad solicitada y quiso abonar una cuantía inferior. Además, denunció haber sido agredida, juntamente con su hija de 10 años, por la dueña y una empleada de la peluquería.

Una testigo presencial corroboró la versión de la propietaria, afirmando que la menor no fue agredida por el personal del establecimiento.

Tras calmar la situación, los agentes informaron a ambas partes que los hechos serían puestos en conocimiento de la autoridad judicial por un presunto delito leve de lesiones, debiendo comparecer al ser citadas. Asimismo, se les indicó el procedimiento a seguir para presentar una denuncia formal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.