La Policía Local detiene a un joven de 21 años por haber agredido a su pareja

0

El detenido era un hombre de 2 metros, pesaba 120 kg. La víctima regresó precipitadamente a su país por miedo a su pareja

La Sala del 092 comisionó una dotación del Grupo de Actuación Preventiva (GAP) a un establecimiento hotelero de la Playa de Palma, después de recibir una llamada que alertaba de una agresión en el ámbito familiar.

El recepcionista del hotel indicó, que el día anterior habían recibido numerosas quejas de otros huéspedes debido a los ruidos y molestias que generaba una pareja de turistas alemanes. Tras acudir a su habitación, fue recibido con actitud hostil por parte del hombre, un ciudadano alemán de 21 años, y su pareja, una mujer alemana de 18 años, que lloraba y negaba la existencia de cualquier problema.

Alrededor de las 20 horas del día siguiente, un camarero del bar del hotel alertó sobre gritos y golpes provenientes de la habitación ocupada por la pareja de turistas alemanes. Ante la negativa de los huéspedes, a permitir el acceso del personal del establecimiento y con la sospecha de que la mujer estuviera en riesgo debido a los altercados del día anterior, se tomó la decisión de utilizar la llave maestra para acceder a la habitación.

Al abrir la puerta, encontraron a la mujer en un evidente estado de nerviosismo y llorando. Al verlos, intentó acercarse a ellos, pero su pareja se lo impidió. Con la ayuda del personal del hotel, logró escaparse de su agresor y solicitaron la presencia de la Policía. El hombre le había retenido la documentación personal, había tirado su maleta y toda su ropa por la ventana de la habitación.

En vista de los hechos descritos, se detuvo al autor, un individuo de 2 metros de altura que no presentó resistencia, por un presunto delito de coacciones y maltrato en el ámbito familiar. Dada su envergadura, para poder esposarlo se tuvieron que utilizar dos esposas unidas entre sí.

La víctima declinó la posibilidad de denunciar a su pareja, aunque solicitó regresar a su país lo antes posible. Agentes de la Policía Local la acompañaron en todo momento hasta dejarla en la puerta de embarque de su vuelo.

El agresor pasó a disposición judicial y quedó en libertad con cargos. La víctima proporcionó datos personales de contacto con el compromiso de contactar con el juzgado encargado de las diligencias cuando fuera requerida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.