La población de picaplayas camanegra se recupera en la Reserva Natural de s’Albufereta

La población de picaplayas ( Charadrius alexandrinus ) camanegro de la Reserva Natural de s’Albufereta ha experimentado un aumento significativo en los últimos cinco años gracias a las medidas tomadas para evitar las molestias en los nidos durante la época de nidificación. En 2020 se contabilizaron 25 grupos reproductores ante la decena habitual de los últimos años. Este ave hace el nido en el suelo de las playas y marismas litorales bien conservadas, por lo que hechos cotidianos como el paso de peatones pueden estorbarlas y hacer fracasar la puesta.

Por este motivo, ya raíz de los resultados obtenidos en los últimos años, el espacio natural protegido vuelve a aplicar las medidas de conservación que favorecen el éxito reproductor de esta especie. Así, a partir del mes de marzo se cierran dos tramos de la playa de la Reserva Natural en las zonas de Es Grau y de Can Cap de Bou, los dos más sensibles y adecuados para que críen los picaplayas. Los cierres se realizan con palos y cuerda desde el 1 de marzo al 31 de agosto, coincidiendo con el período reproductor de los picaplayas y es acompañado de señalización de refuerzo.

El picaplayas camanegre es una pequeña especie de ave limícola sensible a las actividades lúdicas costeras como el tráfico constante de personas y perros. El paso de estos animales por la playa es un hecho problemático ya que los picaplayas entran en pánico cuando los detectan, así como las estrellas de deportistas náuticos cuando se acercan mucho, ya que los asocian con depredadores aéreos como águilas o similares . Todas estas molestias suponen, en muchos casos, la pérdida de pollos o incluso el abandono completo de la zona por parte de las aves adultas.

Gracias a los cierres temporales, llevados a cabo desde 2015, ya la creación de manzanas de cría dentro de la Reserva Natural, se ha conseguido que la población adulta contara con una decena de grupos reproductores a las 25 actuales, unas cifras que según la dirección del parque constatan un éxito de conservación para esta especie tan frágil y sensible. También se ha logrado mejorar la población invernal, que ha pasado de una media de una veintena de aves entre 50 y 90 de los últimos años.

La dirección de La Reserva Natural agradece la colaboración de los vecindarios, del Ayuntamiento de Alcúdia, Demarcación de Costas y de las empresas de deportes náuticos que colaboran en este proceso.

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: