Businesswoman standing and leading business presentation. Female executive putting her ideas during presentation in conference room.

La lucha mundial y diaria por ser mujer

Por más que existan días de conmemoración para las mujeres. Seguimos en los mismos dilemas que nuestras antecesoras tuvieron que lidiar en sus carnes y en los años que les tocó vivir.

La superioridad con la que muchos hombres se han creído durante toda la historia, sobre lo que ellos creían el sexo débil. No ha hecho doblegar un espíritu de superación, de avance y de lucha para que la igualdad no sea una utopía, sino un hecho con tintes de realidad.

No ha venido de las promesas de partidos, sino de la lucha diaria y de siglos de mujeres anónimas que perdieron la vida por el camino, pero no su dignidad.

Nos pueden matar e incluso querer silenciar, pero nuestra dignidad como mujeres, esa jamás la podrán borrar. Y aunque se vislumbre en el horizonte nubes de retroceso para nosotras. Jamás podrán eliminar ni exterminar nuestra semilla de lucha y de igualdad. Donde los millones de hombres que intentaron silenciar nuestras voces, lo único que lograron fue que nuestra lucha fuera oída más allá de sus reproches, golpes y sobre todo de sus miedos.

Todo lo narrado es lo que tenemos que lidiar diariamente, millones de mujeres, por el mundo. Simplemente, por el puro hecho de SER MUJER.

En muchos países solo por haber nacido mujer, no se accede a estudios ni básicos ni universitarios. En otros al tener la política de un solo hijo, por sobre explotación, las hembras serán abortadas en clandestinidad o bien se las asesinara nada más nacer.

En otras partes del mundo, aunque se ha podido superar la barrera de los estudios, sigue habiendo obstáculos para que las mujeres suban los peldaños y donde los mandos directivos solo es territorio de hombres.

Mires donde mires en nuestro mundo, las mujeres sufrimos absurdas burlas; porque algún día nos hemos levantado con el pie izquierdo y nuestros compañeros ya están con la burla ¿Estas ovulando? ¿o estas con la menstruación? Mi pregunta es cuando ellos también tienen esos días que todo sale torcido ¿también ovularan?

Los hombres creen que, por ser mujeres, nos gustaran los piropos o las palabras soeces que salen de su boca. Permítanme, puede que alguna nos ​ guste, pero ¿Se han parado a pensar que nos gusta oírlo de la boca de la persona que amamos?

Por ser mujeres, hemos tenido que oír en muchos pulpitos de iglesias que nosotras enmarcamos el mal y que hemos llevado al hombre por el camino de la perdición. Los mismos que nos atacan y después son acusados de pederastas.

Mientras los hombres iban y van de flor en flor y se les llama puro macho, las mujeres se nos tildan de putas. En algunas culturas las mujeres deben acceder virgen al matrimonio, sino su vida corre peligro. Mientras el hombre puede hacer lo que quiera, jamás se le pedirá cuentas.

En otros países las mujeres se ven obligadas a casarse con alguien el cual no han conocido jamás, donde muchas veces doblan la edad de la mujer o niñas. Otras deben hacerlo según su casta. Y en otras solo la sospecha de que han podido ser infieles, mueren lapidadas. Mientras otras deben cubrir su cuerpo entero y salir a la calle bajo la estrecha mirada de un hombre.

Por ser mujer, se nos perfilado para un futuro laboral donde el instinto materno era más a fin y cuando queríamos cambiar a otros trabajos que solo desempeñaban los hombres, se nos negaba. El ser conductoras de autobús, ser fontaneras o albañiles, esos trabajos ahora hay mujeres que lo realizan y no por ello se consideran menos mujeres y femeninas. Solo es una cuestión de que somos capaces de estar desempeñando trabajos fuera de sanidad y educación.

Por ser mujer ya se nos atribuye que nuestras relaciones amorosas sean heterosexuales. ¿Y si nuestro amor es de nuestro propio sexo? Acaso por ser mujeres no debemos tener libertad de elección, sobre quien manda en nuestro corazón. Sin que por ello nadie nos de la espalda, ni nos señale con el dedo, ni se nos persiga.

Solo por ser mujer no implica que ningún hombre tenga el derecho de poseernos, como un objeto. Igual que ellos han nacido libres, nosotras también.

Por ser mujer no implica que no tengamos derecho a que esos títulos nobiliarios de abolengos y rancios, sean pasados a manos de hombres. Solo por la condición de su sexo.

Solo por ser mujer no da derecho a que se nos rapte, violen y maten, porque su apetito sexual sea inmensurable.

Por ser mujeres, hemos tenido que oír en muchos pulpitos de iglesias que nosotras enmarcamos el mal y que hemos llevado al hombre por el camino de la perdición. Los mismos que nos atacan y después son acusados de pederastas.

Mientras los hombres iban y van de flor en flor y se les llama puro macho, las mujeres se nos tildan de putas. En algunas culturas las mujeres deben acceder virgen al matrimonio, sino su vida corre peligro. Mientras el hombre puede hacer lo que quiera, jamás se le pedirá cuentas.

En otros países las mujeres se ven obligadas a casarse con alguien el cual no han conocido jamás, donde muchas veces doblan la edad de la mujer o niñas. Otras deben hacerlo según su casta. Y en otras solo la sospecha de que han podido ser infieles, mueren lapidadas. Mientras otras deben cubrir su cuerpo entero y salir a la calle bajo la estrecha mirada de un hombre.

Por ser mujer, se nos perfilado para un futuro laboral donde el instinto materno era más a fin y cuando queríamos cambiar a otros trabajos que solo desempeñaban los hombres, se nos negaba. El ser conductoras de autobús, ser fontaneras o albañiles, esos trabajos ahora hay mujeres que lo realizan y no por ello se consideran menos mujeres y femeninas. Solo es una cuestión de que somos capaces de estar desempeñando trabajos fuera de sanidad y educación.

Por ser mujer ya se nos atribuye que nuestras relaciones amorosas sean heterosexuales. ¿Y si nuestro amor es de nuestro propio sexo? Acaso por ser mujeres no debemos tener libertad de elección, sobre quien manda en nuestro corazón. Sin que por ello nadie nos de la espalda, ni nos señale con el dedo, ni se nos persiga.

Solo por ser mujer no implica que ningún hombre tenga el derecho de poseernos, como un objeto. Igual que ellos han nacido libres, nosotras también.

Por ser mujer no implica que no tengamos derecho a que esos títulos nobiliarios de abolengos y rancios, sean pasados a manos de hombres. Solo por la condición de su sexo.

Solo por ser mujer no da derecho a que se nos rapte, violen y maten, porque su apetito sexual sea inmensurable.

Ser mujer, implica mucho más allá que podamos tener hijos o no. No nos consideramos las incubadoras del resto del mundo. Hay muchas que eligen la opción, de no ser madres y por ello no somos menos mujeres.

Ser mujer, no implica que la educación de los hijos recaiga en nosotras, pues los hijos son de los dos partes.

Ser mujer no implica estar de punta en blanco las 24 horas del día. ¿Acaso los hombres no tienen el derecho de ponerse unos pantalones de deporte y una camiseta para salir a pasear?

Cuántas modelos, actrices, fuerzas de seguridad, cantantes… solo por ser mujeres, para seguir ascendiendo hasta la cúspide de su vida laboral, por sus propios méritos. Se han visto en la obligación de acceder a los chantajes de los hombres o superiores.

Ser mujer no implica que los deportes solo se asocien a los de siempre, las mujeres podemos ser buenas deportistas en otras disciplinas, como el futbol.

Si un hombre gobierna una nación o un país ¿Por qué una mujer no puede acceder a ello? A lo largo de la historia han sido pocas las mujeres que han tenido ese privilegio.

Ser mujer implica querer, desear lo mismo que los hombres. Libertad de elección, liderazgo, libertad en nuestro destino, saber que vas a regresar a tu hogar sana y salva.

Las mujeres no buscamos una guerra entre sexos, solo queremos que se nos trate como seres humanos. No carne de cañón con la que vosotros os podáis divertir o ganar dinero a cuesta de nuestro cuerpo.

Bastante hemos sido perseguidas en los años y siglos pasados, bastante se nos ha vetado en la sociedad, bastante hemos tenido que vivir a la sombra porque nuestras obras o descubrimientos tenían que ir a nombre de un hombre. Bastante ha corrido nuestra sangre por las calles de nuestros pueblos o ciudades. Es hora de parar.

SER MUJER = LIBERTAD EN NUESTRA VIDA.

Acerca del autor de la publicación

NURIA SERAL

Redactora
Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: