La Comisión presenta directrices para ayudar a los consulados de los Estados miembros a tramitar las solicitudes de visado de corta duración presentadas por ciudadanos rusos. Teniendo en cuenta los mayores riesgos para la seguridad a los que se enfrenta la UE a raíz de la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania, los consulados deben llevar a cabo un estricto examen de los riesgos para la seguridad. Esto podría dar lugar a la denegación del visado, así como a la revocación de los visados válidos existentes. Los solicitantes rusos que viajen por motivos no esenciales también se enfrentarán a un procedimiento más largo y exhaustivo de presentación de solicitudes. Las directrices presentadas hoy garantizarán un planteamiento común y coherente en todos los consulados. La UE seguirá abierta a los solicitantes de visado rusos que viajen por motivos esenciales, sobre todo si se trata de familiares de ciudadanos de la UE, periodistas, disidentes y representantes de la sociedad civil.

Las directrices presentadas hoy son consecuencia del acuerdo político alcanzado por los ministros de Asuntos Exteriores en su reunión informal del 31 de agosto sobre una vía común y coordinada en relación con la expedición de visados a los ciudadanos rusos. Siguen a la adopción hoy por el Consejo de una Decisión por la que se suspende el acuerdo de facilitación de visados de la UE con Rusia. Esa Decisión concede a los Estados miembros un amplio margen de apreciación y un mayor control en la tramitación de las solicitudes de visado para estancias de corta duración presentadas por ciudadanos rusos.

En palabras de Margaritis Schinas, vicepresidente para la Promoción de nuestro Modo de Vida Europeo: «En el contexto actual, los consulados de la UE en Rusia deben hacer un control más estricto de las solicitudes de visados de corta duración. Gracias a las directrices presentadas hoy, lo haremos ajustándonos a un planteamiento claro, transparente y común. La UE seguirá actuando unida ante la agresión militar de Rusia contra un país candidato a la adhesión a la UE».
Por su parte, la comisaria de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, ha declarado: «Ser turista en la UE no es un derecho fundamental. Mediante las directrices presentadas hoy, se aconseja a los Estados miembros que comprueben exhaustivamente y con minuciosamente las solicitudes de visado de ciudadanos rusos. Los visados deben denegarse cuando los consulados detecten riesgos para la seguridad. Los consulados no deben considerar prioritarios los solicitantes que viajen a la UE por motivos no esenciales. La UE seguirá abierta a quienes necesitan protección, tales como periodistas, disidentes y defensores de los derechos humanos, así como a las personas que viajen por motivos familiares».

Un procedimiento más largo y exhaustivo de presentación de solicitudes
Los consulados podrían adaptar sus procedimientos para tramitar las solicitudes de visado de corta duración presentadas en Rusia, haciendo pleno uso de las posibilidades existentes en virtud de las normas sobre visados de la UE, para aplicar un mayor control sobre las solicitudes, habida cuenta de los mayores riesgos para la seguridad y el orden público de los Estados miembros derivados de la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania. La expulsión del personal diplomático y consular de muchos Estados miembros por parte de las autoridades rusas también requiere nuevos ajustes de los trámites de solicitud, ya que significa que los consulados funcionan con equipos considerablemente reducidos.

En este contexto, los consulados pueden:

No considerar prioritarios los viajes no esenciales:
Los consulados deben dar menos prioridad a los solicitantes que no tengan un motivo esencial para viajar, tales como los turistas, a la hora de concertar las citas de visado.

Ampliar el plazo para decidir sobre las solicitudes de visado:
Los consulados podrán tardar hasta 45 días en tomar una decisión sobre las solicitudes de visado (frente a 15 días en casos normales), a fin de garantizar un control más minucioso de las solicitudes presentadas por ciudadanos rusos.

Los consulados de los Estados miembros podrán solicitar otros documentos que no figuren en la lista estándar, a fin de poder analizar minuciosamente la solicitud, especialmente en caso de posibles amenazas para el orden público y las relaciones internacionales.

Dada la situación actual en materia de seguridad, los consulados de los Estados miembros deben aplicar un control especial a la hora de comprobar si los ciudadanos rusos que soliciten visados de corta duración pueden considerarse una amenaza para el orden público, la seguridad interior o las relaciones internacionales de cualquiera de los Estados miembros. De ser así, el visado debe denegarse, siempre sobre la base de un examen individual. Los Estados miembros también deben denegar el visado en caso de duda sobre la intención del solicitante de abandonar el territorio de la UE al expirar el visado. Asimismo, los Estados miembros también deben ser estrictos a la hora de reexaminar los visados válidos para estancias de corta duración ya expedidos a ciudadanos rusos. Si resulta evidente que ya no se cumplen las condiciones para la expedición del visado, por ejemplo, porque ahora se considera que el titular representa una amenaza para la seguridad, los Estados miembros deben revocar el visado existente.

Los Estados miembros deben abstenerse de expedir visados para entradas múltiples de larga duración, ya que los ciudadanos rusos podrían dejar de cumplir las condiciones para entrar en la UE con el tiempo, dada la inestabilidad económica, las medidas restrictivas y la evolución política de Rusia. En tales casos, los Estados miembros deben estudiar la posibilidad de expedir visados de entrada única o de visados válidos por menos tiempo.

Con arreglo a las normas de la UE en materia de visados, un Estado miembro también puede solicitar ser consultado antes de que otro Estado miembro expida visados a nacionales rusos, debido a amenazas para el orden público, la seguridad interior o las relaciones internacionales. El Estado miembro consultado puede oponerse a que se expida un visado Schengen a un nacional ruso a título individual. Si se expidiera, el visado se limitaría entonces al territorio del Estado miembro de expedición y no daría acceso a todo el espacio Schengen.

La UE seguirá abierta a los solicitantes de visado rusos que viajen por motivos esenciales, tales como familiares de ciudadanos de la UE, periodistas, disidentes y representantes de la sociedad civil. Las directrices ayudan a los Estados miembros a recurrir a las posibilidades existentes para tratar esas situaciones. Con arreglo a las normas sobre visados, los Estados miembros pueden decidir, por ejemplo, reducir o anular las tasas de visado en determinados casos, lo que podría contribuir a facilitar los viajes de periodistas, disidentes, alumnos, estudiantes e investigadores.

Acerca del autor de la publicación

LUCIA CASTILLO

Corresponsal Bélgica
Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: