Siempre he querido tener hijos y en mi bendita ignorancia, siempre he soñado con tener gemelos; para así tenerlos a la vez y cerrar el chiringuito. Menos mal que no se me concedió ese deseo.

Hace 10 años que soy madre y me he dado cuenta, para mi desgracia, que hay muchos tabúes en la maternidad y medias verdades que no se dicen. También me he dado cuenta de que, por ser madres, parece que tenemos la obligación de criticar a cualquiera que no siga nuestros parámetros de crianza.

No me malinterpretéis, me encanta ser madre y volvería a pasar por el dolor del parto una y mil veces, para volver a tenerlos conmigo. Pero nadie me avisó de la cara oculta de la maternidad. Nadie me avisó que me enfrentaría una y otra vez a la sociedad, por hacer las cosas diferentes de lo que parece ser la norma.

La primera batalla a la que me enfrenté fue a la decisión de dar lactancia materna. Mi hijo era vago para comer y le costó muchísimo engancharse. Fui a clases de lactancia y todo porque me sentía presionada por dar el pecho, porque me decían que era lo mejor. El estrés que me generaba intentar dar el pecho llegó a afectar al niño que me notaba tensa. Hasta que ví que no era viable hacernos pasar por esto y me pasé al biberón. ¡Uf! ¡cuántas criticas recibí! el 80% de las mismas mujeres.

Mi segunda hija se enganchó a los dos minutos de nacer y le pude dar el pecho un mes y poco; hasta que se demostró que mi leche no tenía los suficientes nutrientes para que ganara peso. Me insistieron para hacer tomas alternas de biberón y pecho, me negué en rotundo. Una vez fue suficiente para mí, gracias.

Mi siguiente batalla fueron (y siguen siendo) los juguetes por género. Estoy criando a mis hijos igualitariamente y ellos deciden con qué jugar. Mi hijo ha jugado con cochecitos de muñecas y peponas, con cocinitas y carros de limpieza y mi hija está jugando con coches.

Sinceramente pienso que los juguetes no tienen género y que se los ponemos los padres. Un día salimos a pasear con mi hijo mayor que tendría unos 2 añitos, ese día llevaba su carrito de compra y su muñeca en él. Al pararnos en un semáforo, una mujer se dirigió a mi hijo con estas palabras: “Las niñas juegan con muñecas, no los niños» ,menos mal que el semáforo se puso verde, porque le hubiera cantado las cuarenta. ¿Qué derecho tiene de criticar la forma de jugar de un niño ajeno y estando su madre al lado?

Cuando el niño empezó infantil (3años), empezó mi otro quebradero de cabeza. A mi hijo le gustan los unicornios y tiene varias cosas de ellos, incluida una camiseta, la primera vez que se la puso para ir al cole salió enfadado y diciendo que no quería volver a ponerla. Le pregunté por qué y me contestó, que le habían dicho que “los unicornios eran para las niñas”. Tuve una conversación profunda con él. Intentando que confiara más en el mismo que, si le gustaban estas cosas, estaba bien. Que los demás no deberían dictar como vestir, sólo él mismo.

Tomó la decisión de seguir llevando la camiseta de unicornios fuera del cole. No quedé muy convencida, pero era su decisión. Ahora me enfrento a que mi hija de 2 años le gusta Spiderman (creo que es por el color rojo), y ya tiene juguetes tanto de ella como de su hermano de este superhéroe.

El día que me pida ropa de este tema, tendré que asegurarme que entienda la sociedad en la que vive.

Entiendo que cada madre hace las cosas y educa diferente a sus hijos. Pero eso no da derecho a NADIE, a criticar la manera de actuar de otra madre, si con sus acciones no perjudican al niño. Los consejos siempre son bien recibidos, pero las criticas mejor nos las guardamos en el bolsillo. Si una madre necesita dejar a su bebé con familiares porque necesita salir sola o con su pareja, no critiquemos, alabadla porque nadie vive en su piel y no sabemos lo que hay detrás. Si una madre decide ser un canguro y llevar a su bebé a todos lados, no critiquemos porque tampoco sabemos su vida.

Somos mujeres, madres y personas independientes, que decidimos por nosotras mismas y nuestras circunstancias no por las de las demás. Apoyemos no critiquemos.

Acerca del autor de la publicación

ELI RUBÍ

Colaboradora
Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: