En el centro de la habitación

inmóvil y con los ojos vendados
tensión, mi corazón acelerado
a la espera de alguien deseado.

La lluvia tras los cristales golpea
concierto de percusión
volumen aumentando
al retumbar del trueno
mi tensión acelerando.

Su perfume
esa habitación inundando
por mi nariz va entrando
viejos recuerdos acumulando.

El “ventanil” concierto
de volumen aumentando
el retronar de cientos de truenos
la tensión acumulando.

Esa respiración tan cerca
su calidez sobre mi piel se posa
por todo mi cuerpo pasea
más ni un pelo me roza.

El fuerte golpear de la lluvia
sobre los cristales avasallando
música a la cita ha puesto
mi corazón cada vez
más fuerte palpitando.

Esos suaves dedos
mi piel erizando
paseando por mi piel
en otro mundo ya he entrado.

En el centro de la habitación
con los ojos vendados
se acelera mi corazón
con ritmos insospechados.

La tormenta ya no escucho
en este nuevo mundo
solos ella y yo
en el corazón de esa habitación.

El sueño realizado
nueva realidad vivida
otro mundo conocido
abrazados sin más motivo.

Ambos cuerpos entrelazados
el uno con el otro fundidos
tierna e intensa emoción
la de ambos vivido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.