El Ayuntamiento de Inca emprenderá en breve una operación de sustitución masiva de luminarias en las calles de Inca, haciendo una apuesta importante por la tecnología LED. El proyecto prevé una inversión de 800.000 euros, de los que quinientos mil euros corresponden a una ayuda del «Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía» (IDAE), organismo dependiente del Ministerio para Transición Ecológica y Reto Demográfico. ‘apuesta del equipo de gobierno en cuanto a la iluminación de la calle es clara: conseguir un servicio de calidad, respetuoso con el entorno y con las necesidades de nuestra ciudad’, ha comentado la teniente alcalde de Servicios y espacio público, Maricarmen Oses.

Siguiendo el mismo criterio que en otros proyectos ya redactados con anterioridad, se pretende sustituir las luminarias del tipo FO5 instaladas en diferentes calles del municipio, donde todavía no se ha actuado, por unas nuevas luminarias equipadas con tecnología LED. Así como sustituir las luminarias tipo Viario equipadas con luces de vapor de sodio -VSAP- por luminarias tipo viario equipadas con tecnología LED.

El proyecto divide a la ciudad con dos ejes: este y oeste. Se realizará la sustitución de 2.376 luminarias de más de 300 calles en ambas zonas. También se reemplazarán un total de 45 cuadros eléctricos. Las obras están pautadas según un calendario para evitar molestias de tráfico y aparcamiento en toda la ciudad. Desde el Ayuntamiento se irá informando puntualmente de las zonas afectadas, tanto con señales en las calles como a través de los canales digitales municipales.

«Esta será una de las grandes apuestas de cara a los próximos meses, ya que supone dar solución a un problema medioambiental, de consumo eléctrico y de seguridad», comenta el Alcalde, Virgilio Moreno. Hay que tener en cuenta que las nuevas luminarias reducen su potencia al 75% a las 4 horas de funcionamiento, lo que supone conseguir un doble objetivo: reducir la contaminación lumínica y mermar el consumo eléctrico. Esta actuación está dirigida a reducir el consumo de energía eléctrica y la consiguiente disminución de emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera.

También se prevé que exista una disminución de los costes de mantenimiento de la instalación, ya que no será necesario sustituir luces defectuosas ni tener que anticiparse al final de su vida útil. Se calcula que se podrá llegar a menos del 1% las emisiones luminosas hacia el cielo producidas por las luminarias, de forma que se cumpla el Decreto 1890/2008. Decreto que prácticamente todas las luminarias instaladas actualmente no cumplen.

Paralelamente, este proyecto evitará molestias en las viviendas que están por encima de las farolas, ya que éstas sólo dirigen la luz hacia la calle. También, estas infraestructuras permitirán a puesta en funcionamiento del sistema de temporización de los niveles de brillo incorporado en cada procesador de gestión de las luminarias.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: