El centro resalta que fue pionero impartiendo FP para adultos, la educación semipresencial y por ser ecológicamente sostenible

El Centro de Educación de Personas Adultas de Calvià (CEPA) celebró ayer la fiesta de fin de curso con un acto protocolario con la participación de alumnado, profesorado, personal de servicios y autoridades. El acto institucional empezó con la presentación, los discursos y la entrega de las orlas al alumnado. Este curso ha contado con la matrícula de 717 estudiantes, un 69,31% mujeres, siendo el perfil mayoritario las que tienen entre 20 y 35 años.

El 35,70% del alumnado ha nacido en las Baleares, el 17,50% en el resto de España y el 46,80% en otros países, de 62 nacionalidades. Este curso escolar se han entregado 56 títulos, entre graduados de ciclos formativos de grado medio, superior y educación secundaria para personas adultas (ESPA).

El CEPA Calvià, fundado en 1986, ha sido pionero en la educación de personas adultas en las Baleares. Entre las hazañas más destacadas se hallan la introducción de la formación profesional para adultos en el año 2000, siendo el primer centro de España en ofrecer FP para adultos. Esta iniciativa surgió, sobre todo, en respuesta a la demanda de las camareras de piso que querían mejorar sus condiciones laborales y ser auxiliares de clínica. Entonces, el CEPA Calvià adaptó los horarios y la duración para facilitar el acceso con un ciclo de grado medio con horarios de tarde y con menor carga lectiva. Actualmente, el centro imparte dos ciclos de la rama sanitaria, uno con horario normal y otro con temporización adaptada, así como un ciclo de grado medio de atención a personas en situación de dependencia.
También es el único CEPA que ofrece un ciclo de grado superior de integración social.

En el desarrollo del CEPA Calvià destaca también la sostenibilidad y la innovación. Primero, porque con la apertura del nuevo edificio en este curso es el único centro de toda España ecológicamente sostenible, y segundo, por la creación de la ESPA en formato semipresencial en 1998, una modalidad flexible adaptada a las necesidades del alumnado durante la temporada turística. Estas iniciativas han servido para mejorar la calidad de vida y las oportunidades laborales de los residentes de Calvià y gente de los alrededores.

La directora del centro, Francisca Muñoz Solomando, ocupa el cargo desde 1994 y es la profesional más veterana en este ámbito.

Con motivo del fin de curso, ha escrito un artículo que va a publicarse en el Anuario de la Educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.