Siempre hay víctimas particulares en un conflicto globalizado entre grandes intereses, como por ejemplo los de Israel y los países en los que tiene sus tentáculos macroeconómicos, pero lo que sí entraña una gran hipocresía es que siempre, en todas partes, sean las mujeres, niños y ancianos los principales agraviados.

Lo curioso, como ocurrió con las mujeres que en su momento fueron agredidas, burladas, encarceladas, incluso asesinadas mientras se manifestaban el Londres por luchar por la igualdad de derechos, no importa el lugar del mundo donde exista tal injusticia, siempre habrá mujeres valientes, en minoría, acechadas por la mirada patriarcal que aunque sepan que les va la vida en ello, prefieran morir de pie que de rodillas ante tal infamia.

Nuestra mediática y amiga Sedi Behvarrad de origen Iraní, residente en Mallorca, expone en una reciente entrevista la hipocresía con la que occidente trata a unos u otros según sea de su convenir, no viene de ahora, desgraciadamente, los sátrapas gobernantes y los trasfondos tanto culturales, macroeconómicos como religiosos son utilizados a conveniencia para justificar todo tipo de agresiones sea vía opresión, bloqueo, ataques mediáticos o bélico de una de las naciones cuna de las civilizaciones humanas.

Los seres humanos, por lo menos los que tengamos algún coraje para no engañarnos a nosotros mismos, tal vez, seamos capaces de dar un paso adelante con las manos en lo alto para que este mundo pare de ser el campo de batalla de psicópatas que marginan, oprimen y destruyen las vidas de los demás, como si de un objeto sin vida se tratara, y sea este mundo tratado con mayor justicia y humanidad.

Acerca del autor de la publicación

TONI BAUZÁ

Director Contenidos y Audiovisual | Agente de Prensa | Mallorca
Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: