El viento sobre las blancas velas sopla
con el viento engordan las velas
piel tersa les están quedando
poco a poco el velero va navegando
y por la bahía asomando
cual tímido ratón explorando.

El sol bostezando está
pues de su descanso se está levantando
a los ojos les cuesta soportarlo
pero el calor sobre la piel se va posando
el sol en el horizonte
el sol levantándose está.

El centro de la bahía el velero ya está
con todas sus velas desplegadas
suaves blancas manchas se ven alejar
allá por el horizonte desaparecerán
no sin antes su belleza mostrar.

Esa belleza sin par
que el blanco luce sobre la mar
y que a lo lejos empieza a difuminar
que belleza sobre el mar.

Sólo el romper del casco sobre la mar
ese es el sonido del mar
el único que se ha de escuchar
el del barco navegar
que la fuerza del viento va a empujar.

Sigue velero mío
con tus velas bien hinchadas
con tu fuerza sin par
que los muchos metros de vela te han de dar
los palos aguantar
y tu a navegar rompiendo el mar.

El sol sobre los palos ya está
solo el romper de la proa sobre el mar
sólo ese ruido se ha de escuchar
y así mejor contemplar
ese bello azul de este mar.

Los delfines a tu encuentro vienen
en tus amures se ven saltar
los delfines te quieren acompañar
tu, con tu blanca belleza
les has de enamorar
un amor son par
millas y millas contigo han de navegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.