El Partido Popular reitera su oposición a la decisión del gobierno de Pedro Sánchez de prohibir las cremas agrícolas que de forma habitual se realizaban durante estas fechas de otoño en el campo. El PP está dispuesto a liderar la oposición del sector agrario de la Islas contra una prohibición, la de Sánchez, que considera «absurda»

De hecho, tal y como ya hiciera en el pleno del Parlamento del pasado 11 de octubre, el diputado del grupo popular Sebastià Sagreras ha vuelto a exigir a Francina Armengol que inste a Sánchez a no imponer más prohibiciones absurdas a los campesinos”.

Sagreras ha recordado que otros años en estas fechas, “la gente de fuera de la villa se ponía a quemar de manera absolutamente legal los restos de poda, tanto agrícola como forestal, asimilados y mezclados, que se habían acumulado durante el invierno y verano anterior ”

Ahora, ha señalado, el diputado del PP, “el gobierno de Pedro Sánchez se ha sacado de la manga una norma absurda que deja a los campesinos en un limbo legal y sólo se pueden acoger a cremas agrícolas por motivos fitosanitarios y para éstas es preceptiva la solicitud de una autorización previa. Situación que ha provocado confusión y malestar entre el sector agrario y el caos en la Conselleria de Agricultura, la de Medio Ambiente y muchos ayuntamientos, donde se ha registrado una avalancha llamadas telefónicas y de solicitudes”.

La queja por la falta de información concreta sobre cómo solicitar el permiso obligatorio «son constantes entre los profesionales agrícolas y particulares». Asimismo, ha recordado Sagreras, «organizaciones agrarias también han lamentado el caos provocado por la normativa de Pedro Sánchez».

Sebastià Sagreras exige a Francina Armengol que inste al gobierno presidido por Pedro Sánchez a “no imponer más prohibiciones absurdas a los campesinos. Lo último que necesitan son más prohibiciones impulsadas desde Madrid por urbanitas, ecologistas de despacho y que van contra los verdaderos campesinos, de los verdaderos ecologistas que son nuestros campesinos”.

Personas, prosigue Sagreras, “que hacen las cosas con sentido común, que han aprendido las cosas de padres a hijos y que por tradición popular saben que deben limpiar los campos en invierno para evitar fuegos en verano. Y lo hacen ahora en octubre, después de las primeras lluvias, cuando la tierra está húmeda y no hay peligro de que el fuego se propague”.

Finalmente, el diputado del PP lamenta la «tardana reacción del Gobierno ante la presión de la gente del campo que no resultará hasta la publicación en el BOE, posiblemente ya en 2023 cuando la temporada de cremas es ahora».

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: