2 de julio de 2022

GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES

Periodico de Baleares

En el Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB) se ha publicado, este jueves, el anuncio de inicio de exposición pública del Plan de Gestión de la Red Natura 2000 “Costa Oeste de Eivissa”. Los interesados disponen de 30 días naturales para presentar alegaciones, hasta el 24 de abril, si lo estiman oportuno.

El Plan de Gestión abarca un total de 7.649,23 hectáreas repartidas en cinco espacios terrestres y marinos de la Red Natura 2000, todos ellos pertenecientes al municipio de Sant Josep de Sa Talaia, e identificados con los códigos y nombres siguientes:
 

  • ZEC/ZEPA ES0000078 Es Vedrà–Es Vedranell
  • ZEC/ZEPA ES5310023 Illots de Ponent d’Eivissa
  • ZEC ES5310032 Cap Llentrisca – Sa Talaia
  • ZEC ES5310104 Costa de l’oest d’Eivissa
  • ZEC ES5310031 Es Porroig
     

Estas cinco ZEC y ZEPA contienen 15 tipos de hábitats reconocidos por la Unión Europea (UE) de los cuales dos resultan prioritarios. Destaca, además, la riqueza y diversidad de vegetación, así como de avifauna que encuentra cobijo en los acantilados costeros presentes en los islotes de estos espacios. Algunas de las especies que habitan la zona son endémicas de las Illes Balears.

Entre las medidas que se proponen, destaca la prohibición de construir nuevas viviendas unifamiliares aisladas, tal y como recoge la norma 10.5 del Plan Territorial Insular de Eivissa. De esta manera, se refuerza la protección actual de la zona con una figura medioambiental superior a la urbanística.

Además, se propone la creación de las Reservas Marinas de ses Bledes y es Vedrans. Cada una de estas zonas contará con un nivel de protección diferenciado que se desarrollará en el marco de la creación de las reservas marinas, de forma que quede garantizada la protección de las comunidades de gorgonias y la recuperación de las poblaciones ícticas, de acuerdo con el potencial de la zona.

El órgano competente en materia de pesca será el encargado de aprobar el decreto de declaración de estas Reservas Marinas, teniendo en cuenta lo establecido en el presente plan.

Otra de las actuaciones destacadas es la creación de un corredor ecológico en el Torrent de s’Aigua que conecta las ZEC Cap Llentrisca – Sa Talaia i Porroig. Se trata de un área en la que podemos encontrar varios hábitats de interés comunitario, entre ellos el bosque de ribera, y especies singulares de la isla de Eivissa.

El torrente, por ejemplo, es zona de alimentación y/o cría de la única subespecie de mamífero endémico Genetta genetta subsp. isabelae y de numerosas especies de interés comunitario como el halcón peregrino (Falco peregrinus) o el sapo verde balear (Bufotes balearicus). Este anfibio ha sufrido una fortísima regresión en la isla de Eivissa por la pérdida de las características ecológicas e hídricas necesarias para completar su ciclo reproductivo. Las primeras actuaciones que recoge el Plan en este espacio están relacionadas con la detección y control de especies invasoras.

Las medidas de conservación planeadas se dividen en cinco grandes grupos: incremento del conocimiento para la mejora efectiva de los hábitats y las especies Natura 2000; favorecer la recuperación de los tipos de hábitats que lo requieran; evitar y/o corregir la degradación del estado de conservación de hábitats y especies; incrementar el nivel de conocimiento, sensibilización y participación social activa en la conservación de los espacios Natura 2000; y favorecer la cooperación entre administraciones competentes.

El valor global estimado para la ejecución de las medidas de conservación en el espacio objeto de gestión asciende a 2.689.100€ para cuyo financiación deberá recurrirse a fondos propios y también líneas de ayudas europeas. La medida que cuenta con el presupuesto más alto es la reforma y dotación del faro de sa Conillera para la creación del centro de interpretación ambiental y de soporte a campañas científicas, valorado en un millón de euros y que deberán asumir las administraciones competentes.

Las medidas de conservación se plantean a un plazo de seis años. El Plan de gestión no tiene fecha de caducidad aunque se deberá ir revisando periódicamente. En este sentido, establece la elaboración de una Memoria de gestión trianual en la que se verifique anualmente que las acciones del plan se ejecutan según lo previsto y que se evalúan los resultados obtenidos en función de los objetivos.

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: