Entre las banderas negras de su sindicato, los trabajadores nucleados en el SUTNA cumplen con una permanencia en la puerta de la planta de Firestone, la marca de la multinacional Bridgetstone en Argentina.

Mientras el Gobierno nacional les pide “sensatez” a ambas partes del conflicto, en Llavallol, los trabajadores de Bridgestone consideran que están siguiendo la vía más sensata posible: la de defender sus ingresos en medio de una avalancha inflacionaria que aplasta su poder adquisitivo, en una industria que impone duras condiciones de trabajo.

Hoy, los trabajadores sostienen la necesidad de la medida.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: