El Consell Insular de Eivissa ha propuesto para denuncia a dos taxistas por incumplir la ley de orden de carga y descarga, aprobada por el Gobierno de las Islas Baleares y que entró en vigor el pasado mes de mayo. El servicio de Inspección del Departamento de Transportes comprobó cómo un conductor se saltaba la cola en el aeropuerto de Eivissa y cómo otro iniciaba un servicio con una tarifa incorrecta, más elevada.

Profesionales del servicio de Inspección del Departamento de Transportes comprobaron cómo un taxista circulaba por la calle Juan Carlos I, en Ibiza, rechazó, transportó a unas turistas extranjeras porque el destino pedido estaba «muy cerca». A continuación, los agentes de Transporte comprobaron que, el mismo vehículo, 200 metros más adelante, se detenía para recoger a una familia. Cuando el taxista inició el trayecto, baja la bandera, activó una tarifa que no era la correspondiente, la de llamada, por lo que decidieron seguir al taxista. Aprovechando las retenciones de tráfico de la Avenida Ocho de Agosto, los profesionales del servicio de Inspección preguntaron al conductor del taxi por qué había activado la tarifa 2, la de llamada, si habían recogido a los clientes cuando le daban el alto, sin concertar previamente el servicio.

La otra infracción denunciada se registró en la zona del aeropuerto. Los agentes de Transportes del Consell Insular de Eivissa se dieron cuenta de que un taxi de Sant Josep no respetaba el orden de cola. Cuando se acercaron al conductor para preguntarle por los motivos, respondió que tenía «prioridad» por encontrarse en su municipio. Los agentes le contestaron que, con la nueva ley, si hay clientes esperando en la parada se debe respetar el orden de llegada, independientemente del municipio, tal y como ha ido informando al servicio de Inspección durante sus actuaciones desde la aprobación de la ley. El personal del Departamento de Transportes informó al conductor que debían proponerle por sanción y el taxista, con conducta agresiva, reaccionó con malos modos, entró dentro de su coche dando una portada y se marchó sin recoger a ningún cliente.

“La prioridad del Departamento de Transportes del Consell Insular de Eivissa es perseguir a los taxis ilegales, pero las numerosas quejas de personas usuarias del taxi y de los propios profesionales del sector por el incorrecto funcionamiento de este servicio público nos han obligado a destinar parte de nuestros recursos de inspección a comprobar el cumplimiento de la ley de orden de carga y descarga. Desgraciadamente, estas actuaciones han concluido con denuncias a taxistas que no cumplían la normativa, rechazando trayectos y cobrando un precio superior a lo establecido. Como hemos explicado en reiteradas ocasiones, al igual que es esencial la coordinación entre las diferentes administraciones públicas, la policía y los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, también es imprescindible que el sector del taxi dé ejemplo y ofrezca su servicio con las máximas garantías”, ha valorado el vicepresidente segundo y conseller insular de Transportes, Javier Torres.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: