El 10 de julio se celebra el Día Mundial del Glut1, un transtorno genético poco frecuente que afecta al metabolismo del cerebro, a su funcionamiento y su desarrollo.

Las asociaciones de Glut1-1 de todo el mundo se han reunido para crear este día, destinado a crear conciencia y dar a conocer la patología.

¿Qué es el trastorno de Glut1?

El trastorno del transportador de glucosa tipo 1 (Glut1) es una enfermedad genética rara que afecta el transporte de glucosa al cerebro. La glucosa es la principal fuente de energía para el cerebro, y su transporte es facilitado por una proteína llamada transportador de glucosa tipo 1 (GLUT1).

En las personas con Glut1, hay una mutación en el gen SLC2A1, que es responsable de la producción de la proteína GLUT1. Esta mutación afecta la capacidad del cerebro para utilizar la glucosa como fuente de energía adecuadamente. Como resultado, el cerebro no recibe la cantidad suficiente de glucosa necesaria para funcionar correctamente.

Los síntomas del Glut1 pueden variar, pero generalmente incluyen retraso en el desarrollo, convulsiones, dificultades del habla y del lenguaje, problemas de coordinación, movimientos anormales y alteraciones cognitivas. Estos síntomas suelen aparecer durante la infancia temprana o la niñez.

El diagnóstico del Glut1 se realiza mediante pruebas genéticas para identificar la mutación en el gen SLC2A1.

El tratamiento principal para el Glut1 consiste en una dieta cetogénica, que es alta en grasas y baja en carbohidratos. La dieta cetogénica proporciona al cerebro una fuente alternativa de energía en forma de cuerpos cetónicos, que pueden ser utilizados por el cerebro como combustible en ausencia de glucosa.

Necesidades de los pacientes y familias

Los pacientes con Glut1 y sus familias pueden enfrentar varias necesidades y desafíos, como pueden ser:

  • Diagnóstico y tratamiento adecuados: Los pacientes con Glut1 a menudo pasan por un largo proceso de diagnóstico, ya que los síntomas pueden ser variados y a veces confusos. Obtener un diagnóstico preciso y temprano es fundamental para iniciar el tratamiento adecuado, como la dieta cetogénica. Acceder a profesionales de la salud con experiencia en Glut1 es importante para el manejo óptimo de la enfermedad.
  • Apoyo médico y seguimiento: Los pacientes pueden necesitar un seguimiento médico regular para monitorear su condición y ajustar el tratamiento según sea necesario. Esto puede incluir visitas frecuentes a médicos especialistas, como neurólogos, dietistas y genetistas.
  • Educación y asesoramiento: Tanto los pacientes como sus familias requieren información y educación sobre el Glut1, su manejo y los posibles desafíos asociados. Esto puede incluir comprender los aspectos nutricionales de la dieta cetogénica, aprender a reconocer y tratar las crisis epilépticas, y estar al tanto de los últimos avances en la investigación y el tratamiento del Glut1.
  • Apoyo emocional y psicológico: El diagnóstico de una enfermedad crónica y la gestión diaria del Glut1 pueden generar estrés emocional y psicológico tanto para los pacientes como para sus familias. Es importante contar con apoyo emocional, ya sea a través de grupos de apoyo, terapia individual o familiar, y recursos en línea para conectarse con otras personas que enfrentan desafíos similares.
  • Acceso a servicios y recursos: Puede ser necesario acceder a servicios adicionales, como terapia ocupacional, fisioterapia y servicios educativos especializados, dependiendo de las necesidades específicas del paciente. Es importante conocer y aprovechar los recursos disponibles en la comunidad, tanto a nivel local como en línea.
  • Conciencia y comprensión en la sociedad: Aumentar la conciencia y la comprensión sobre el Glut1 en la sociedad en general puede ayudar a crear un entorno más inclusivo y compasivo para los pacientes y sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.