Detenido por desobediencia y resistencia grave a los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones

0

El detonante fue su actitud incívica con el acceso y salida de los clientes a un supermercado

Alrededor de las 12:30 horas del pasado jueves, una dotación de la Unidad de Seguridad Integral (USEI) fue comisionada por los agentes de la Base del 092, a un supermercado de la calle Aragón, ya que al parecer había un varón alterando el orden público, increpando, molestando e insultando a los clientes del establecimiento.

Una vez en el lugar, contactaron con un responsable del comercio y requirente del servicio, el cual les explicó que el varón (ahora detenido) se encontraba ante una puerta de acceso al local y que llevaba mucho tiempo molestando a los clientes que entraban y salían del comercio. Les insultaba, especialmente de forma sexista a las mujeres, y dejaba basura en la entrada. Indicaron que habían hablado en varias ocasiones para que cesara su actitud, sin resultado. Por todo lo expuesto, finalmente decidió requerir el auxilio policial.

Los agentes se entrevistaron con el señalado, de nacionalidad marroquí y 36 años de edad. Este mantuvo en todo momento una actitud chulesca, desafiante, cínica y poco colaboradora con los actuantes. Con esa falta de colaboración, a gritos, cambió de puerta de acceso al supermercado e ignoró nuevamente tras varios requerimientos y advertencias de que podría incurrir en un delito de desobediencia. Se negó rotundamente a atender las instrucciones de los actuantes y ofreció resistencia activa en todo momento.

Al proceder a desplazarlo levemente con la fuerza estrictamente necesaria, respondió haciendo fuerza activa completamente en contra de la dirección que los agentes le indicaban, provocando que cayera al suelo junto a uno de los actuantes. Por todo lo cual, se procedió a su detención, hecho que provocó que el citado se pusiera completamente fuera de sí, en actitud agresiva y sin cesar de insultarles. Controlada la situación, fue esposado para trasladarlo a un vehículo habilitado. De camino al coche patrulla, llegó a agredir a otro agente, propinándole patadas en las piernas y cintura del policía, sin que fuera preciso procurarle asistencia médica. Su agresividad continuó en el interior del vehículo. Finalmente, consiguieron rebajar la tensión y trasladarlo a las dependencias policiales de Sant Ferrán, donde recibió asistencia médica del 061.

Destacar que durante la diligencia de reseña del detenido, este opuso resistencia e intentó, sin éxito, autolesionarse. Una vez concluidas las primeras diligencias, fue traspasado a la Policía Nacional para su puesta a disposición judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.